Villar, al frente de la UEFA

Ángel Villar, en el centro de la imagen. /
Ángel Villar, en el centro de la imagen.

AMADOR GÓMEZMadrid

Con Michel Platini inhabilitado por la FIFA durante tres meses aunque oficialmente con el «apoyo absoluto» de las 54 federaciones europeas, el Comité Ejecutivo de la UEFA otorgó este jueves a Ángel Villar las funciones que hasta ahora asumía el presidente del máximo organismo continental. Villar se convierte así en el primer español al frente del fútbol europeo y será el máximo representante de la UEFA en el sorteo de la Eurocopa de Francia que se celebrará el 12 de diciembre en París.

El presidente de la Federación Española de Fútbol (FEF), sin embargo, continuará siendo el vicepresidente primero de la UEFA y, según el Mundo Deportivo, también se expone a una investigación del Comité de Ética de la FIFA por negarse a prestar declaración a Michael Garcia, el exinvestigador del FBI encargado de las pesquisas de los Mundiales de Rusia 2018 y Catar 2022. Según los Estatutos de la UEFA, en ausencia del presidente, es el vicepresidente de mayor rango quien asumirá «sus atribuciones y deberes», por lo que Villar es ahora de hecho, y lo será mientras Platini cumpla castigo, el número uno del fútbol europeo.

Tras descubrirse que Platini cobró 1,8 millones de euros como asesor técnico de Joseph Blatter, el francés fue suspendido por la FIFA de cualquier actividad relacionada con el fútbol, y por ello no acudió este jueves a la cumbre de urgencia del Ejecutivo de la UEFA en Nyon (Suiza). Sin embargo, envió a la reunión a sus abogados para defenderse de las acusaciones de presunta corrupción que pesan sobre él, dejando claro a los dirigentes de Europa que su intención no sólo es seguir al mando de este organismo, sino mantener su candidatura a la presidencia de la FIFA -las elecciones serán el 26 de febrero-, y obtuvo el respaldo de todos los dirigentes.

Ángel Villar, que según su homólogo en la Liga de Fútbol Profesional (LFP), Javier Tebas, «era muy listo o muy tonto porque no se enteraba de nada», ya presidió este jueves el cónclave de la UEFA en el que las federaciones europeas dieron, oficialmente, un importante espaldarazo a Platini. Tanto el Ejecutivo de la UEFA como sus 54 asociaciones reclamaron también que Platini sea juzgado de manera justa en relación a las acusaciones de un supuesto cobro indebido por parte de Blatter en 2011. «Respaldamos el derecho al debido proceso, a un juicio justo y a la oportunidad de Platini de limpiar su nombre», exigieron los representantes del fútbol continental.

«En lo que todos están de acuerdo es en apoyar a Platini en el plano personal por todo lo que ha hecho como presidente de la UEFA», reconoció el secretario general de la UEFA, Gianni Infantino, al término de la reunión del Comité Ejecutivo y la cumbre de las federaciones nacionales. Sin embargo, de puertas hacia afuera, no todas respaldan a Platini, caso de Alemania, Inglaterra o Dinamarca, que ya han reclamado la dimisión inmediata del francés en el caso de que no ofrezca explicaciones convincentes sobre el cobro en diferido (pagado con dinero negro, según el fiscal de Suiza) por parte de Blatter.

El presidente de la Federación Alemana de Fútbol (DFB), Wolfgang Niersbach, admitió este jueves que si el caso Platini alcanza a la UEFA dentro del escándalo de la FIFA, «sería fatal». «Debemos evirtarlo con todas nuestras fuerzas. Debemos proteger la UEFA», señaló el alemán en una entrevista al semanario Die Zeit. El abogado de Platini insistió sin embargo a la UEFA en la legalidad de las relaciones de trabajo entre Blatter y Platini entre 1998 y 2002 por las que el presidente de la FIFA le pagó casi dos millones de euros, y consiguió convencer a una gran mayoría, aunque no a todos los dirigentes.

Según informó la BBC, varias federaciones detractoras de Platini ya han planteado una reunión para la próxima semana en la que se exigiría la renuncia del presidente de la UEFA mientras que no pueda aclarar una situación que, tras el terremoto por los escándalos corrupción en la FIFA e incluso la apertura de un proceso penal contra Joseph Blatter, también ha provocado un cisma real en el fútbol europeo. Más curioso resultó comprobar que a primeras horas de la mañana, antes de la celebración de la cumbre, un camión de la sociedad Datarec SA, conocida por su actividad de Destrucción de documentos confidenciales, entrase en la sede de la organización en Nyon para salir de allí 30 minutos después.

r