El Proyecto FER ya mira a Tokio

El presidente del COE, Alejandro Blanco (d) entrega al presidente de la Fundación Trinidad Alfonso, Juan Roig (i) una placa de reconocimiento del COE a los 'Valores Olímpicos'./EFE
El presidente del COE, Alejandro Blanco (d) entrega al presidente de la Fundación Trinidad Alfonso, Juan Roig (i) una placa de reconocimiento del COE a los 'Valores Olímpicos'. / EFE

El programa destinará alrededor de un millón de euros para 126 deportistas de 32 modalidades

LOURDES MARTÍ

La séptima edición del Proyecto FER (Foment d'Esportistes amb Reptes) ya ha empezado. L'Alqueria del Basket ha sido, por segundo año consecutivo, el lugar escogido para celebrar «la gran fiesta del deporte valenciano».

El Proyecto FER, impulsado por Juan Roig a través de la Fundación Trinidad Alfonso, concede para este edición alrededor de un millón de euros para 126 deportistas de 32 modalidades deportivas con vistas a los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Tokyo 2020.

Alejandro Blanco, presidente del COE, ha afirmado que hoy en Valencia estaba «la historia del deporte español»: «La Fundación está en el deporte con letras mayúsculas, lo más importante es cuidar a las personas en formación, en valores. Hay proyección a través del deporte en la Comunitat, ojalá existiese en toda España. El deporte es el día a día no sólo el fin de semana», Blanco ha destacado el ejemplo que es una de las deportistas FER, Alejandra Quereda.

Respecto al futuro, ha apuntado: «Estamos bien para Tokio, en los últimos años tuvimos muchas medallas, pero vamos a superarlo». Antes de abandonar el atril ha encargado el premio 'Valores Olímpicos' a Juan Roig: «Entregártelo aquí es especial, con tu gente, con tu familia. Cuando creamos este premio aunque no te conocía creo que nadie mejor que tú puede saber qué significa, no sólo eres una persona de éxito, también de valores, éstos crean tu carácter, ADN y tu destino. El destino te ha llevado al deporte, con un lema muy importante, 'la cultura del esfuerzo', estás intentando demostrar que nada se consigue sin esfuerzo. Inculcar esto en todos los deportistas es más importantes que la medalla. Sabemos que si no trabajamos, no conseguiremos ninguna medalla. Tanto damos, soñamos, planificamos. De todos los valores que tienes y que muchos han destacado, resalto tres honestidad, integridad y transparencia. Este es tu legado, pasará el tiempo, vendrán mejores o peores resultados para intentar alcanzar las metas. Es para mí un gran honor entregarte esta distinción».

El presidente de la Fundación Trinidad Alfonso, Juan Roig, junto a los deportistas del Proyecto FER.
El presidente de la Fundación Trinidad Alfonso, Juan Roig, junto a los deportistas del Proyecto FER. / EFE

Por su parte, Juan Roig, ha agradecido el galardón: «Nos alegra mucho teneros aquí, que forméis parte de nuestro día a día. Este proyecto de mecenazgo nacía hace más de 30 años con el Valencia Basket y desde 2012, la Fundación Trinidad Alfonso, nos hace falta otra pata, un Arena para 17.000 espectadores. Sólo faltan los trámites burocráticos». Ha explicado Roig quien ha recordado que la Fundación lleva el nombre de su madre: «La persona que en mi vida encarna mejor los valores del esfuerzo y un ole los principios más importantes que me han inspirado a mí y a mis hermanos: para recibir en esta vida, primero tienes que dar».

«Esperemos que 50 deportistas del Proyecto FER participen en Tokio 2020. Respecto al medio maratón, logramos ya el récord en mujeres y en hombres y ahora tenemos que ir a por el maratón. Ya somos el mejor de España, sólo falta el récord del mundo».

Elena Tejedor, directora de la Fundación Trinidad Alfonso, ha hecho referencia a los valores y a los objetivos, del Proyecto FER. Antes, Trini y Fernando Roig han sido los encargados de entregar los premios UniEsport a los deportistas con mejores expedientes académicos en las siete universidades de la Comunitat. Enrique Herreros y Carla Masip, Arcadio García y Aina Miralles, Joaquín Carlos Gomis, María Ángeles Pino, Serio Arambul y Claudia Conte (integrante del proyecto FER), Sergi Planells y Noemí Sempere, Jorge Illarramendi y Paula Pedrajas, Jaume Roig y María Amparo Ureña. Además de Aitor Cuadros y Beatriz Prades estudiantes recién graduados con mejor expediente académico de las siete universidades fueron los reconocidos.

Además de los deportistas del FER, el acto ha contado con la presencia de Jordi Bertomeu, director ejecutivo de la Euroliga de baloncesto; presidentes de federaciones españolas de distintos deportes como Jesús Carballo, Raúl Chapado o Francisco Blázquez. También, los presidentes de Levante, Quico Catalán, y del Villarreal nombrado anteriormente Fernando Roig, además de Paco Raga y Vicente Solá, director general y presidente del Valencia Basket respectivamente.

La subcampeona olímpica en gimnasia rítimca y seleccionadora nacional de este deporte, Alejandra Quereda, ha sido una de las encargadas de conducir el acto. La exdeportista ha reconocido que siempre «se echa de menos la competición de élite»: «Pero tengo la suerte de poder seguir al lado de las gimnastas. Espero transmitirles a ellas lo que el deporte me ha aportado a m». Tanto Quereda como otros deportistas han hecho referencia al 'cielo y al infierno' en relación al lema del Proyecto FER de este año es 'Conquista el cielo para tocar el barro'. A los momentos más dulces y los más amargos del deporte. «El cielo fue la medalla de plata olímpica, porque es el sueño de cualquier deportista. De barro ha habido mucho. Hubo un fallo en el preolímpico de Londres, se nos anunció que estábamos fuera de los Juegos, pero finalmente no fue así», ha dicho Quereda.

Ariadna Edo, que compite en natación adaptada, ha explicado: «El barro, para mí fue un campeonato de España de invierno de 2016, me quería asegurar la plaza los Juegos de Río pero fue el comienzo de una mala racha. Mi cielo fue el bronce de los Juegos Paralímpicos, la mejor experiencia de mi vida». El taekwondista alicantino Daniel Ros, ha reconocido que precisamente ahora, por una lesión, está en un momento bajo: «No puedo disfrutar del Mundial este año, pero intentaré trabajar. Debo seguir intentándolo para cumplir este sueño. Somos unos privilegiados y vamos a seguir hacia adelante con todo».

Lola Riera tocó el cielo «el verano pasado con el tercer puesto en el Mundial de Londres de hockey hierba». Otros deportistas que han hablado sobre sus experiencias han sido Liliana Fernández. China, Brasil, República Checa, Polonia, Hamburgo, Portugal son sus próximos destinos y valora el apoyo del FER: «Es destacable la tranquilidad. La cultura empresarial está empezando a instaurarse pero esta cultura del proyecto FER es diferente, también porque respalda en los estudios e instaura valores. Cuando me quedé embarazada, Elena Tejedor me entendió, me sentí apoyada como mujer y como deportista». Raúl Martínez García, espera tocar en Tokio el cielo. Jorge Ureña, se fue al barro en «Amsterdam 2016», hace un mes se proclamó campeón de Europa en Glasgow, aunque su cielo está también en los juegos de Tokio 2020.

Antes de concluir la puesta de largo, se ha hecho referencia a la final de la Eurocup que arranca esta tarde a muy pocos metros, en la Fonteta. El Valencia Basket jugará ante el Alba Berlín el primer partido de la final a las 20 horas.

Más información.