El desafío de 24 horas de una valenciana en Le Mans

María José se refresca durante una prueba. / lp
María José se refresca durante una prueba. / lp

Silvestre será la única española en esta carrera de ultraciclismo | La deportista de Bocairent, que competirá en solitario, ha ganado cuatro veces en una prueba similar disputada en el Ricardo Tormo

R. D.VALENCIA.

540 equipos y 80 deportistas solitarios afrontarán un peculiar reto el sábado de la semana que viene (día 24): completar en el circuito de Le Mans 24 horas rodando en bicicleta. Entre ese grupo de aspirantes habrá una valenciana. María José Silvestre será la única representación español que habrá en la línea de salida, circunstancia que aumenta todavía más las dificultades de cara a esta curiosa prueba de ultraciclismo.

Para María José, este tipo de desafíos no es algo nuevo si bien en esta ocasión las peculiaridades de la cita francesa hacen que aumenten las exigencias físicas. La dificultad de disputar una carrera de este tipo incluye un equipo que trabaja para un solo participante, más la gestión de un presupuesto y la preparación física. Las condiciones son variables pero constantes: «Te tocan 24 horas de calor o de lluvia, de frío o viento, pero cambia poco a lo largo del día», confiesa la ciclista, nacida en Bocairent y que ya sabe lo que es ganar en un circuito de velocidad. En su caso se impuso en el Ricardo Tormo de Cheste. En concreto, participó en el trazado valenciano en cinco ocasiones, con cuatro victorias en la categoría Master.

Sobre la preparación no tiene duda. En los entrenamientos nocturnos puede ocurrir de todo «desde una avería y quedarte sola en medio de un puerto a que se te crucen jabalíes o algún ave te vaya siguiendo detrás de tus luces». Toda la temporada de María José gira alrededor de esta carrera en Le Mans: «He tenido que centrarme en la prueba de agosto, porque no se pueden disputar varias carreras de este tipo al máximo rendimiento».

En los entrenamientos de noche «se te pueden cruzar jabalíes o seguirte un ave por las luces»

A pesar de esta circunstancia, la valenciana consiguió el subcampeonato de España con más de 600 km certificados en la última edición de las 24 horas disputadas en el circuito Ricardo Tormo a finales de junio. Un resultado como éste le permitiría «estar luchando por entrar en el podio, pero la carrera te pone en tu sitio y puede pasar cualquier cosa» asegura la ciclista.

En sus sextas 24 horas reconoce que las condiciones de Le Mans son diferentes: «Allí tendré frío, incluso lluvia y además el circuito tiene una subida al 7% que cuando llevas 100 vueltas te va machacando». Silvestre es consciente de que rompe barreras al ser la primera española en Le Mans, pero se presentará en el circuito francés con el objetivo claro de competir. Su intención es «entrar entre las tres primeras, y pelear con cabeza, aunque todo es un entorno desconocido, creo que llegamos con muchas posibilidades de hacerlo bien».