Ellas avanzan al esprint

Lotte Kopecky celebra su victoria al esprint de ayer en Valencia. / efe/manuel bruque
Lotte Kopecky celebra su victoria al esprint de ayer en Valencia. / efe/manuel bruque

«El ciclismo español estará pronto a un buen nivel mundial», afirma Sandra AlonsoLa alicantina es la mejor nacional en la primera Vuelta CV Féminas, donde se equiparan los premios a los de una carrera de hombres

M. RODRÍGUEZ/EFE

valencia. «De momento con una jornada está bien. El domingo es un día muy complicado y ya nos toca recortar el recorrido». Ángel Casero, director de la Volta, quiere ir con pies de plomo con la carrera femenina. A pesar de que en la presentación se barajó que el evento pueda ampliarse a dos etapas de cara a 2020, la organización trata de evitar que el evento crezca demasiado. Ahí reside la explicación de que, recién concluida la edición de este año, se descarte crecer en la competición femenina. Pero por espectáculo y por la demanda de las deportistas, está servido un pulso.

Porque ellas no quieren crecer a ritmo de jornada transición. Las ciclistas, como otras deportistas, consideran que ha llegado el momento del deporte femenino en España y van a darlo todo para que ese progreso sea vertiginoso. Al esprint, como el que ganó la belga Lotte Kopeccky para hacer historia frente al Ayuntamiento de Valencia.

«La carrera femenina ha tenido una participación espectacular», señaló Casero, verbalizando la satisfacción de la organización de la Volta ante la respuesta de la apuesta por el ciclismo femenino. Por primera vez en España, las ciclistas han disfrutado de premios en metálico iguales a los de una carrera masculina de sus características. Además, la etapa fue un calco a la quinta y última entre Paterna y Valencia, con cinco vueltas al circuito por la ciudad. En la carrera de mujeres se repartieron 6.650 euros a repartir entre las 20 primeras en llegar a la meta y a las tres más rápidas en la meta volante, además de otro por equipos, sub 23, mejor española y valenciana.

Pero ellas quieren más. No se conforman y ese es el camino. Lo dejó caer Sandra Alonso, nacida en México pero afincada en Torrevieja desde unos meses después de nacer. «El nivel femenino español está mejorando cada año y podremos estar pronto a un buen nivel mundial», señaló joven la deportista de 20 años. La alicantina considera que son fundamentales iniciativas como al de la Volta para que el ciclismo de mujeres siga creciendo: «Este tipo de carreras son una buena iniciativa por parte de la Vuelta a la Comunitat Valenciana».

En ese elogio, sin embargo, Sandra Alonso metió presión a la organización. Quiere que ese crecimiento sea al esprint. Que su carrera deportiva no sirva para convertirla en pionera sino para disfrutar de una progresión clara y de una apuesta decidida por el ciclismo femenino. Sé que la competición va a mejorar cada año y llegaremos a tener un ronda como los chicos», deslizó la ciclista del Bizkaia Durango.

En lo que respecta a la Comunitat, esa puede ser precisamente una parcela de crecimiento: la creación de una formación importante de ciclismo de mujeres. «Casi todos los equipos españoles importantes femeninos están en el País Vasco», apuntó. A decir verdad, esta es una de las comunidades autónomas con más tradición en el deporte de las dos ruedas. Para Sandra Alonso, por lo tanto, la Vuelta CV Féminas ha sido una gran ocasión para reivindicarse: «Para mí es una buena oportunidad para crecer y dejarte ver».

«Me ha gustado mucho correr en mi tierra, por el centro de la ciudad y saber que es el mismo recorrido de los chicos es muy importante», añadió. Ahora falta conseguir que ese crecimiento del ciclismo sea rápido. Ayer, las ciclistas dieron una buena razón para ello. «Han ido muy rápido, en una media altísima de 41 kilómetros y pico», apuntó Casero.