A Aguayo le vuelan el manillar

El valenciano Emilio Aguayo, en pleno esfuerzo. / lp
El valenciano Emilio Aguayo, en pleno esfuerzo. / lp

La bicicleta del valenciano, rota en el viaje a Mallorca, donde compite hoy

R. D. VALENCIA.

Que una compañía de aviones pierda una maleta durante un viaje suele ocasionar disgustos a quien lo sufre, pero que llegue roto el manillar de una bici de un profesional del triatlón a pocas horas de la disputa de una prueba suele provocar un contratiempo casi catastrófico a nivel deportivo. Eso le ocurrió ayer al valenciano Emilio Aguayo, uno de los mejores triatletas de la Comunitat que este sábado tiene que disputar la Challenge Peguera-Mallorca.

La noticia circuló a toda velocidad ayer en el mundo del triatlón, más aún cuando Emilio Aguayo, que pertenece al Avant Moncada, difundió a través de las redes sociales la casi desesperada petición para encontrar de manera urgente una solución al problema que tiene. «Alguien por Peguera que pueda dejarme un maillar? Dinero y entrenamiento a la basura», explicaba Aguayo, que ya sufrió en otra ocasión un percance similar previo a la disputa del Mundial de Larga Distancia de Fyn (Dinamarca).

Durante toda la jornada del viernes, Aguayo intentó encontrar un taller en la isla que pudieran solucionar el problema pero no fue nada fácil debido a la complejidad que requiere sustituir un manillar de estas características. La solución que se encontró fue la de alquilar otra bicicleta y adoptar los máximos complementos que pertenecen al triatleta valenciano. El problema fue que la bici que encontró no es de su tallar, con lo que la dificultad para afrontar la prueba de esta mañana todavía se complica más. El nado son 1.900 metros, el segmento de bici es de 90 kilómetros y luego les espera a los participantes medio maratón hasta la meta.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos