Cruce de acusaciones entre la Administración y los jugadores

El CSD afirma que Alfonso Reyes "no dice la verdad" tras la polémica generada por haber reducido el cupo mínimo de jugadores de formación

EFEMADRID

El Consejo Superior de Deportes (CSD) ha afirmado que Alfonso Reyes, presidente de la Asociación de Baloncestistas Profesionales (ABP), "no dice la verdad" sobre la reunión que mantuvieron ambas partes para tratar sobre el número de jugadores de formación mínimo exigible en cada equipo para la próxima temporada.

Reyes, en declaraciones a EFE, aseguró que existe un gran "malestar" entre todos los jugadores por la publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE) de una resolución en la que se reduce de cinco a cuatro el cupo mínimo de jugadores de formación.

"Tenemos un convenio vigente con un año más de duración, tuvimos una reunión en el Consejo Superior de Deportes (CSD) con Miguel Cardenal, secretario de Estado para el Deporte, en la que se nos dijo que no se haría nada hasta llegar a un acuerdo con nosotros y menos de 48 horas después de la reunión, el 17 de julio, salió la resolución en el BOE. Se nos ha quedado un poco cara de tontos", dijo Alfonso Reyes.

El CSD, a través de un comunicado, "lamenta mucho tener que aclarar que Alfonso Reyes no está diciendo la verdad". "En ningún momento se dijo en esa reunión lo que él afirma. Por el contrario, se le anunció que la resolución se aprobaría inminentemente, como ha ocurrido, y que la respuesta era un tema cerrado, respecto del que, además, había transcurrido el plazo", asegura el CSD.

"Se le informó con detalle de cuál era su contenido, con la misma transparencia con que se ha actuado durante todo el proceso que arrancó en abril con la llegada del Dictamen Motivado de la Comisión Europea, y de todos los pasos que había dado el Consejo desde entonces para salvar este sistema de cupos", destaca el comunicado.

Dos meses "desperdiciados"

"El mismo día que se recibió en el Consejo Superior de Deportes la comunicación de la Unión Europea concediendo un plazo que finalizaba el 23 de junio, se remitió su contenido al Sindicato solicitándoles sus aportaciones, valoraciones o estudios jurídicos. Al no dar señales de vida durante un mes, se les llamó desde el Consejo, y no han ofrecido otra alternativa que esperar a ser demandados ante el Tribunal", señala el CSD.

"Como se les explicó en esa reunión", resalta, "los informes jurídicos que solicitamos a la Abogacía del Estado nos advertían de que esa postura no era inteligente: llevaría a una segura derrota del sistema completo, de manera que no se podría mantener ningún cupo, además de que es algo que en el futuro puede afectar a otros deportes".

"Apenas cinco días antes de finalizar el plazo de dos meses, pidieron la reunión que finalmente se celebró en julio, cuando no existía margen alguno, habiendo desperdiciado prácticamente los dos meses de plazo para negociar", afirma el CSD.

"Les recordamos que en ACB sólo afecta a cinco equipos, esto es, a cinco jugadores como mucho, el cambio que se va a producir. Nos ofrecimos para hablar con esos equipos si la situación contractual de alguno se fuera a ver afectada, pero no lo consideraron oportuno", subraya el Consejo.