España tendrá que esperar tras caer en Turquía

Jaime Fernández controla el balón ante Berko Ugurlu. / efe
Jaime Fernández controla el balón ante Berko Ugurlu. / efe

Abalde no logra brillar sobre la pista, Sergi García se queda sin jugar y un Dubljevic colosal con 22 puntos mantiene las opciones de Montenegro

AMADOR GÓMEZ / R. D.

España deberá esperar al domingo, cuando recibirá a Ucrania en Tenerife (18:00 h. Cuatro), para sellar de su pasaporte para el Mundial de China 2019. La selección de Sergio Scariolo cayó ante Turquía en Ankara y, tras sufrir su segunda derrota en nueve partidos, tendrá una segunda oportunidad para certificar definitivamente el pase en una fase de clasificación marcada por la guerra entre la FIBA y la Euroliga. En caso de una nueva derrota en cancha canaria, España podrá cumplir su objetivo en febrero, en la sexta y última ventana para el Mundial.

España tuvo opciones para llevarse la victoria o forzar la prórroga a falta de seis segundos para el final, cuando perdía por 69-67 y Quino Colom, muy forzado, se la jugó y falló, con el consiguiente rebote defensivo para el equipo turco, que sentenció el duelo con un par de tiros libres. Liderada por el pívot Semih Erden, protagonista de una actuación colosal (16 puntos y 14 rebotes, para 29 de valoración), la selección otomana, empujada también por un ambiente muy caliente en el Ankara Arena y por su sacrificio defensivo, se aprovechó de un discreto encuentro del equipo español, cuyo máximo anotador fue el escolta del Estudiantes Darío Brizuela (18 puntos).

Con seis jugadores de la Euroliga, Turquía se aprovechó del dominio de Erden en la pintura y del factor cancha para imponerse a España, a quien no le bastó con Brizuela, que comenzó a destaparse en el segundo cuarto (logró 13 puntos) en un choque muy igualado en el que también hubo cierta permisividad arbitral con la selección local. Turquía se escapó al final del tercer período, para llevar al equipo nacional a un sobreesfuerzo y a tirar de corazón. España consiguió así que el partido llegase igualado al último minuto (67-67), pero volvió a resultar decisivo Erden con una canasta a falta de 33 segundos.

No fue el partido del único jugador del Valencia Basket que jugó, puesto que Sergi García no saltó a la pista. Abalde, en 16:31 minutos, terminó con -1 de valoración. Quien sí brillo fue Dubljevic, vital con 22 puntos, que mantiene con opciones de Mundial a Montenegro tras ganar en Letonia (75-84).

 

Fotos

Vídeos