La denuncia de Estudiantes por la oferta a Brizuela, sin fundamento

Darío Brizuela defiende a Hannah. / acbphoto/ eduardo candel
Darío Brizuela defiende a Hannah. / acbphoto/ eduardo candel

La comisión paritaria del Convenio ACB-ABP estima que la propuesta realizada por el Valencia Basket estaba sujeta a la normativa vigente

J. C. VILLENAVALENCIA.

El caso de Darío Brizuela con el Valencia Basket tuvo ayer un último episodio, donde la entidad taronja preservó la honorabilidad que el Estudiantes intentó poner en duda el pasado 12 de julio, cuando adjuntó al comunicado por el cual igualaba la oferta presentada por los valencianos una protesta a la ACB al entender que el contrato presentado por el Valencia Basket, y firmado por Darío Brizuela para tener validez, presentaba «elementos que podrían incumplir el derecho de tanteo». La comisión paritaria del Convenio Colectivo ACB-ABP disipó cualquier duda resolviendo que la oferta realizada por el Valencia Basket a Brizuela no presentaba irregularidades de ningún tipo y que fue, tal y como aparece en la resolución, «conforme a Convenio, de acuerdo con los documentos aportados y demás circunstancias acaecidas y conocidas por la Comisión».

La comisión paritaria desestimó las alegaciones presentadas por el Movistar Estudiantes, considerando que no se pueden acreditar las consideraciones hechas por el equipo madrileño en su queja y que la oferta del Valencia Basket se realizó según la normativa vigente, tal y como anunció ayer en un comunicado la entidad de Juan Roig. A efectos de contrato, la resolución del órgano que rige el seguimiento del convenio entre la ACB y la ABP no modificará la situación actual pero sí que permite a los taronja dejar constancia de que su actuación siempre se llevó conforme a la normativa aplicable al derecho de tanteo. Que era conforme a derecho se da por sentado en el momento en el que la ACB aceptó la oferta, con la firma del propio Brizuela, como válida antes de comenzar el plazo del tanteo que Estudiantes igualó.

El Valencia Basket, tal y como confirmaron fuentes oficiales a este periódico el pasado 18 de julio durante la presentación de las nuevas equipaciones, descartó cualquier opción de contratar al jugador, por el que Estudiantes pedía 300.000 euros de traspaso. Así, Brizuela jugará una temporada más en el Estudiantes, con el sueldo firmado en la oferta del Valencia Basket de 600.000 euros que le convierte en el mejor pagado, de muy largo, de su equipo.