Aperitivo con sabor a Mundial

Tamara Abalde lucha por la posición ante Liskens. / efe/ M. A. polo
Tamara Abalde lucha por la posición ante Liskens. / efe/ M. A. polo

España y Francia se citan en la Fonteta tras superar a Bélgica y Letonia | Las jugadoras de Mondelo se levantan tras un mal inicio y quieren hurgar en la herida francesa, a las que ganaron el Eurobasket

JUAN CARLOS VILLENA VALENCIA.

España y Francia repetirán hoy en la Fonteta la final del último Eurobasket, el disputado en la República Checa en 2017. Aquel 71-55 aún escuece en el vestuario francés. Un aperitivo de lujo de cara al Mundial entre dos selecciones que buscan morder alguna medalla en Tenerife. Para la selección entrenada por Mondelo no fue sencillo llegar a la deseada final del Torneo Internacional de Valencia. A la ya asumida, y llorada, baja de Sancho Lyttle para la cita mundialista ayer no se vistieron, por diversas molestias y precauciones a menos de un mes de la Copa del Mundo, Silvia Domínguez, Anna Cruz, Alba Torrens y Astou Ndour. Las cinco firman un quinteto soñado por cualquier equipo. Un lujo. Pese a esa hemorragia de talento España supo sobreponerse a un muy mal inicio para imponerse a Bélgica por 58-46.

58 ESPAÑA

España: Palau (4), Xargay (4), Rodríguez (8), Gil (11) y Nicholls (3), -cinco titular-, Ouviña (-), Araujo (-), Abalde (-), Casas (2), Arrojo (14), Conde (5) y Sánchez (7).

46 BÉLGICA

Bélgica: Allemand (5), K. Mestdagh (9), Delaere (4), Linskens (-) y Meesseman (10), -cinco titular-, Belobi Nawezhi (-), Carpreaux (4), H. Mestdagh (-), Geldof (2), Nauwelaers (2), Vanloo (3) y Raman (7).

Parciales:
12-23, 22-4 (34-27), 14-10 (48-37) y 10-9 (58-46).

Tras un muy mal primer cuarto (12-23) España sacó la casta y el orgullo. Desde la defensa, donde se construyen las opciones de medalla en los campeonatos. Del trabajo atrás, las mujeres de Mondelo zarandearon a sus nervios en ataque y se soltaron. Llegó la primera ventaja tras un parcial de 14-0 en los primeros siete minutos del segundo cuarto (26-23), con canasta de Conde tras un pase de fantasía de la eterna Laia Palau. Bélgica despertó con su primera canasta del parcial, un dos más uno de Allemand (26-26) pero el rodillo español continuó hasta el descanso. El parcial de 22-4 simbolizó el espíritu de un equipo que, más allá de las bajas, no está dispuesto a que nada le despiste de su preparación para la Copa del Mundo. Con el 34-27 al paso por vestuarios, los rostros también se destensaron en la zona noble.

España, sabedor de que Bélgica iba a comenzar el tercer cuarto apretando los dientes para intentar revertir la situación, no bajó la intensidad. Así, el parcial abierto desde el final del primer cuarto se estiró hasta un 30-8 en los siguientes catorce minutos de baloncesto (42-31). Esa máxima renta fue un termómetro que midió la temperatura del encuentro hasta el final del periodo (48-37). Bélgica, aunque lo intentó hasta el final, se vio impotente en el último cuarto para remontar un partido que nunca peligró, para deleite de una grada que demostró su cariño a la histórica Laia Palau, las llaves de la Fonteta fueron suyas durante su brillante etapa en el Ros Casares y para Tamara Abalde, que debutó en la que será su nueva casa.

La selección cimenta el triunfo con un parcial de 14-0 en el arranque del segundo cuarto El público se vuelca con el regreso de Laia Palau y el estreno de Tamara Abalde en la que será su casa

Nadie quiso perderse el debut de España en tierras valencianas. El más saludado, de largo, fue Miki Vukovic. El maestro reapareció en la Fonteta después de unos meses de convalecencia y disfrutó del encuentro justo al lado de Alberto Abalde, que va mejorando de sus problemas en la espalda y que animó a su hermana Tamara. Junto a ellos, Ponsarnau, Rubén Burgos o Labeyrie, que celebró la victoria de Francia en la primera semifinal frente a Letonia por 82-66. También Van Rossom aunque como es lógico el belga anoche era rival. Por si le faltaban motivos, su pareja Jana Raman, que esta temporada jugará en el Claret, forma parte de la selección.

El stage de Valencia que termina hoy, donde L'Alqueria ha servido de cuartel general, ha sido la fase más importante de la preparación de la selección española para el Mundial de Tenerife. Ese sueño compartido que ayer, unas horas antes del partido ante Bélgica, quiso transmitir el presidente de la FEB, Jorge Garbajosa, a las jugadoras y al cuerpo técnico liderado por Mondelo.

Fotos

Vídeos