«Ahora todo el avance va a volver hacia atrás»

«Soy caradura». La joven de L'Eliana se decantó por la modalidad de kumite, ya que disfruta en los combates. / rfek
«Soy caradura». La joven de L'Eliana se decantó por la modalidad de kumite, ya que disfruta en los combates. / rfek

La valenciana lamenta que los Juegos de París excluyan su deporte: «Es una desilusión. Pueden cambiar de opinión»

ALBERTO MARTÍNEZ

Salvo giro radical, el kárate tendrá un paso fugaz por los Juegos. Formará parte de Tokio 2020 como deporte invitado, haciendo historia. Sin embargo, los organizadores de París 2024 han tomado la determinación de excluirlo de su programa y han desatado un clamor. La decisión puede truncar carreras que apuntan alto. Muy alto. Sonia Pereira, la gran promesa valenciana y española sobre el tatami, sólo tiene 17 años, por lo que su plan de trabajo estaba enfocado hacia la gran cita francesa. Un varapalo. La joven de L'Eliana confía en un cambio de postura, aunque se presenta complicado.

-¿Cómo le afecta que el kárate, en principio, se quede fuera de los Juegos Olímpicos de París?

-Yo estaba preparándome para 2024 por la edad. Tenía en mi mente llegar. Era mi objetivo. Entonces la noticia fue una gran desilusión. Más que nada fue impotencia, porque tampoco puedes hacer nada. Es una decisión que viene de arriba. Estaba haciendo el circuito mundial de la categoría júnior y este año que viene iba a empezar el sénior, que daba muchos más puntos para la clasificación para los Juegos. Pero bueno, es una decisión que no puedes controlar y hay que adaptarse y seguir y prepararse para los Europeos y los Mundiales.

LAS CLAVES«En los últimos años ha bajado, pero vienen nuevas generaciones y trabajan para resurgir» «No veo desigualdad. Hay muchos campeonatos en los que hay inscritas más mujeres que hombres»

-¿Le extraña la decisión?

-El kárate nunca ha sido olímpico y va a ser un deporte invitado en Tokio 2020. Y es raro porque, antes de que haya podido exhibirse, ya lo han retirado. Estamos ante la expectativa de qué va a pasar.

-¿Piensa que hay marcha atrás?

-Yo espero que haya marcha atrás. Creo que sí. Nosotros no nos hemos quedado quietos. Han empezado a recoger firmas y moverse, sobre todo por redes sociales. Yo creo que pueden cambiar de opinión perfectamente. Y si no cambian de opinión para París 2024, que sea para Los Ángeles 2028. Yo creo que acabará siendo olímpico definitivamente. Sonia va a ir. Sí o sí. O eso espero.

-¿De lo contrario, su carrera deportiva saldría perjudicada?

-Afecta bastante. Por ejemplo, en el Proyecto Fer recibes ayudas porque el deporte es olímpico. Si el deporte deja de ser olímpico, ya no puedes recibirlas. Y eso impide que puedas ganarte la vida. Compites y necesitas patrocinadores. El dinero no cae del cielo. Ahora todo ese avance va a volver hacia atrás.

-¿Su familia ha realizado grandes esfuerzos económicos?

-Empecé con cuatro años. He podido salir tanto internacionalmente gracias a la economía de mis padres. Es mucho dinero invertido. Lo hacen a gusto, porque ellos prefieren mil veces invertir el dinero en esto que en cualquier otra cosa.

-Por primera vez en la historia, el kárate estará en unos Juegos Olímpicos. Será en Tokio 2020, una cita en la que usted no estará. ¿Cómo se toma ese hito?

-Hay muchas licencias en kárate y han aumentado en los últimos años. Antes de que entrara en Tokio 2020, era un deporte minoritario, pero ahora está totalmente en auge. Y aún le queda mucho por conseguir.

-¿España es una de las grandes potencias?

-Sí. España se prepara muchísimo y suele conseguir muchos resultados buenos. Además, España tiene muchas posibilidades en Tokio. Las grandes esperanzas son Sandra Sánchez y Damián Quintero.

-¿Y la Comunitat Valenciana qué lugar ocupa dentro de España?

-La Comunitar es una de las grandes potencias de España. Las principales son Madrid y Andalucía, pero la Comunitat siempre ha estado ahí apretando. En los últimos años ha bajado un poco, pero ahora vienen nuevas generaciones y están trabajando para resurgir.

-¿Se ha propuesto dedicarse al kárate a nivel profesional?

-Quiero vivir por y para el kárate todo lo que pueda. Ahora estoy en Segundo de Bachiller y el año que viene empezaré International Business si todo sale bien. Aunque me dedique al cien por cien y mi prioridad sea el kárate totalmente, debo tener una segunda opción.

-Eligió la modalidad de kumite en lugar de kata. ¿Por qué?

-Empecé haciendo kata de pequeña, pero luego probé el combate y lo decidí todo. Soy un poco caradura. Salgo sin nervios. Si disfrutas, las cosas vienen solas.

-¿Hay equilibrio entre el kárate masculino y el femenino?

-En otros deportes sí que hay una desigualdad grande, pero en kárate no la veo. Estamos separados chicos y chicas en competición, pero es normal. Las chicas y los chicos peleamos de una forma diferente. Pero en las competiciones viajas con tu club o tu federación entera. Entrenas con ellos y haces piña.

-¿Hay muchas mujeres federadas?

-Sí. Incluso hay muchos campeonatos en los que hay inscritas más mujeres que hombres. Es un deporte totalmente igualitario.

-¿Cuál es su mayor logro?

-En el Mundial de 2017 quedé cuarta en categoría júnior. He estado en dos Europeos y un Mundial en cadete y júnior. He sido campeona de España tres veces (dos en juvenil y una en cadete). Y fui segunda en la Copa del Mundo juvenil de 2015. Este fin de semana empiezo a competir en sub-21 en -55 kilos.