HISTORIAS DE 42,195 KM

Una soñadora que cambió el fútbol por la carrera a pie

Sara Blanco, durante una carrera. / lp
Sara Blanco, durante una carrera. / lp

LOURDES MARTÍ

Para Sara Blanco (1995) no ha habido puente de la Virgen de Agosto. O sí. A su manera. Esta valenciana que trabaja en la hostelería aprovecha cada momento para hacer deporte. Ahora combina entrenamientos en bicicleta y la carrera a pie con vistas a su gran reto: el Maratón Valencia Trinidad Alfonso EDP. Sara se emociona sólo de imaginarse encima de la emblemática pasarela azul del lago de la Ciutat de les Arts.

«Es un sueño que quiero cumplir, correr por la ciudad donde has nacido, pasar por todos los puntos más emblemáticos y sobre todo ver a miles de personas por las calles animándote aunque no te conozcan. Eso no tiene precio y sé que cuándo cruce la meta me voy a poner a llorar, porque podré decir que he podido terminar un maratón y he cumplido mi sueño», explica esta atleta popular que cambió el balón por la carrera a pie demostrando que siempre hay un deporte para cada situación: «Empecé a jugar a fútbol a los 9 años pero a los 18 me lo dejé por los estudios ya que no podía compaginarlo. A los dos años sentía que no era yo misma, había aumentado 22 kilos y no estaba a gusto con mi sobrepeso». En ese momento dio un giro en su vida que le llevó a engancharse a la carrera a pie: «Empecé a hacer deporte por mi cuenta, salía a andar y empecé a trotar poco a poco hasta que conseguí hacer cinco kilómetros sin parar, después llegaron los siete, ocho nueve... y finalmente los diez». No fue fácil pero el esfuerzo valió. Y vale la pena: «Fue duro ,para que vamos a engañarnos. Sólo hacer un kilómetro me costaba un montón porque sentía que me ahogaba y tenía ganas de rendirme... pero mi objetivo era volver a encontrarme bien conmigo misma».

Sara no bajó los brazos. En 2018 corrió sus primeros 21 kilómetros junto a los mejores en el IAAF/Trinidad Alfonso Campeonato del Mundo de Media Maratón Valencia. « Conseguí bajar de las 2 horas terminándola en un tiempo de 01:54:51», afirma. El pasado 11 de mayo disputó su primer triatlón donde pudo disfrutar de sus tres pasiones «correr, nadar y montar en bici». En los 42.195 metros espera bajar de las cuatro horas y «animar» a la gente a que luche por sus sueños: «Que no se pongan excusas, porque si se lo proponen, lo conseguirán».