El reto de controlar el crecimiento

El Maratón analiza si puede dar servicio a más de 22.000 corredores en 2019

MOISÉS RODRÍGUEZVALENCIA.

Kevin Hii estaba pletórico el domingo después de completar un gran registro (2:59:21) en el Maratón Valencia Trinidad Alfonso EDP. «He venido porque esta carrera es maravillosa», proclamó mientras estiraba junto a una valla en la que había colgado una bandera de Nueva Zelanda. De origen malayo, proclamaba orgulloso su país de procedencia. La historia de Hii, sin embargo, tiene truco. Casado con una finlandesa, actualmente reside en el país nórdico. «Mi trabajo es 'amo de casa'», precisa en inglés. Y visto lo visto, también dedica tiempo a entrenarse.

Su caso es uno de los muchos participantes que llegaron desde los cuatro puntos cardinales y se marcharon encantados el domingo de la Ciudad de las Artes y las Ciencias. Kevin reitera que el Maratón de Valencia es perfecto y que volvería a correrlo. Nueva Zelanda y Australia son los lugares más lejanos del planeta desde donde en 2018 se formaron inscripciones para la carrera.

Hasta 20.000 y hasta que se agotaron los dorsales nueve semanas antes del Maratón Valencia Trinidad Alfonso EDP. La cita es ya la más numerosa de la categoría en España. Referente en Europa y conocida mundialmente, después haberse colocado entre los diez maratones más rápidos, ya hay quien se atreve a retar a la plusmarca planetaria. Metió presión Juan Roig, presidente de la Fundación Trinidad Alfonso, principal patrocinador del evento, al fijar 2020 como la edición para asaltar esa gesta.

«Estamos de moda, pero debemos fijar dónde se encuentran nuestras dimensiones», avisa Borao «La valoración es positiva, Valencia se constituye como una capital mundial del maratón», afirma Ribó

El tiempo dirá si este hito es una quimera o una posibilidad real, aunque a día de hoy parezca más que lejana. De momento, la organización se plantea un objetivo mucho más abarcable y necesario: plantearse un crecimiento sostenible. O dicho de otro modo, prevenir situaciones que puedan matar de éxito al Maratón.

En las próximas semanas, la organización se reunirá para analizar si es posible acoger en la Ciudad de las Artes y las Ciencias a más de 20.000 participantes y a más de 19.000 finishers de forma habitual. «Ya hemos observado indicadores que nos han servido como avisos y hemos de analizarlos», subrayaba ayer Paco Borao, presidente de la SD Correcaminos, club organizador del Maratón de Valencia.

Porque una condición que a día de hoy se tiene clara es la de mantener la salida, la meta y la feria del corredor en el entorno de la Ciudad de las Artes y las Ciencias. El entramado arquitectónico es el icono del evento para proyectarse al mundo. «Hemos tenido una demanda que no nos esperábamos. No sabemos si fue el Mundial de Medio Maratón, o el récord de 2017, pero este año se desbordaron las previsiones», señala Borao.

En la feria del corredor apenas cabe un stand más y el sábado por la tarde se formaron colas de corredores que llegaban para recoger su dorsal. «Todo esto hay que analizarlo. También hay que consultar, por ejemplo, a las fuerzas de seguridad hasta dónde pueden dar garantías», precisa Borao. Ese análisis se traducirá en una cifra que a día de hoy nadie se atreve a dar.

«Lo que está claro es que sea por los últimos récords o porque el circuito es plano, la gente viene aquí a mejorar sus marcas. Estamos de moda, pero debemos fijar dónde están nuestras dimensiones», reitera Borao. No quiere, traducido a detalles pequeños pero que cuentan para el corredor, como la medalla de finisher o la camiseta. La organización de una carrera que cuenta con la etiqueta de oro de la IAAF quiere garantizar estos y otros servicios a todos sus participantes.

Mientras se lleva a cabo este debate interno, ya se ha dado el primer paso hacia el Maratón Valencia Trinidad Alfonso de 2019, para el que ya queda menos de un año. Será el 1 de diciembre y la organización ofrece descuentos para quienes se comprometan ya a estar ese día en el puente de Monteolivete. Quienes ya han corrido en 2018 pueden comprar su dorsal por 42 euros y el resto, a 50 hasta el 30 de junio. Desde entonces el precio será 75 euros hasta el 30 de septiembre, y a partir de esa fecha, 90 hasta que se agoten los dorsales.

¿Y cuántos serán? Esa es a día de hoy la pregunta del millón. Desde luego la intención es sobrepasar la cifra de 22.000, pero siempre garantizando tanto los servicios como la seguridad para los corredores y sus acompañantes.

Satisfacción máxima

Las últimas horas se han dedicado para disfrutar la edición de 2018. La satisfacción es máxima, como lo demuestran las palabras de Elena Tejedor, directora de la Fundación Trinidad Alfonso, en el Ayuntamiento de Valencia: «La verdad es que no podemos estar más contentos. Por todo, por el récord de inscritos, por el récord de llegados, porque discurrió sin incidentes y respondieron muy bien todos los servicios que habíamos previsto... Si además la guinda, los éxitos deportivos, también se consigue, la alegría y la satisfacción son máximas».

Lo dijo durante la visita de los dos ganadores del Maratón de Valencia, Leul Gebreselassie y Ashete Dido, ambos etíopes, al alcalde de Valencia, Joan Ribó. Los dos deportistas rebajaron el domingo el récord de la carrera para imponerse en la Ciudad de las Artes. «La valoración es muy positiva y demuestra que Valencia se está constituyendo como una capital mundial del maratón», indicó la primera autoridad.

Más

 

Fotos

Vídeos