Atletismo

La reinvención del maratón

La reinvención del maratón

La proyección internacional de la prueba obliga a la organización a hacer ajustes | Después de la edición de este año se replantearán aspectos como la zona de meta, la ubicación de la feria del corredor y el máximo de inscritos

MOISÉS RODRÍGUEZ PLAZA y LOURDES MARTÍValencia

«¿Y ahora qué hago yo?». Son los lamentos en redes sociales de un corredor que acumula semanas de preparación para el Maratón Valencia Trinidad Alfonso, pero que fue retrasando el momento de formalizar la inscripción. El primer 'no hay dorsales' de la historia de la prueba le ha sorprendido para mal. La organización, mientras tanto, aún debe analizar si es positivo o negativo haber llegado al límite de 22.000 participantes dos meses antes de la carrera.

Este hecho insólito hasta la fecha requerirá de una profunda reflexión que se ha pospuesto hasta después del 2 de diciembre. De momento, ya hay bastante con ultimar los detalles para el Maratón de 2018 y gestionar las peticiones desesperadas de unos dorsales que ya tienen dueño. «¡Me he quedado con las ganas!», exclamaba otro corredor, cuya única opción de estar en la salida reside en que alguien ya inscrito renuncie por lesión u otro motivo de peso.

La organización devuelve el importe a aquellos que no puedan disputar el Medio Maratón, el Maratón o su 10K paralela. En cualquier momento y sin ningún coste pueden cambiar de titularidad el dorsal. Aunque no hay ninguna lista de espera oficial, muchos de los que se han quedado sin inscripción están pendientes a las redes sociales que se han convertido en un gran tablón de anuncios donde pueden encontrarse ofertantes y demandantes.

La organización justifica el haber agotado ya los dorsales en la enorme proyección internacional que ha adquirido el Maratón. Una encuesta hecha pública en Tallín coloca a Valencia como la carrera más popular de su categoría después de Berlín, Londres, Nueva York y Valencia. El Mundial de Medio Maratón en marzo fue el empujón definitivo. De hecho, hasta esas fechas el ritmo de inscripciones era algo menor con respecto a años anteriores. La prueba en la que se estableció una nueva plusmarca fue una campaña de marketing inmejorable.

Eso sí, la organización ha percibido ahora la necesidad de reflexionar para no correr el riesgo de morir de éxito. En previsión de que el Maratón siga en auge, después de la edición de diciembre se fijará el número máximo de participantes.

Para ello se analizarán las infraestructuras con las que cuenta la ciudad, sobre todo en transporte público, restaurantes y hoteles, ya que hay participantes que han de alojarse fuera, incluso hasta en Castellón o Gandia. También se pondrá sobre la mesa si hay que reestructurar la zona de meta en previsión de que se produzcan colapsos como hace dos años en el Medio Maratón y si se ha de trasladar la feria del corredor, aunque la intención es mantenerla en la Ciudad de las Artes. Tampoco se descarta poner en marcha un sistema de sorteo de dorsales en caso de que la solicitud de inscripciones se desborde.

Más sobre la Maratón, Medio Maratón y 10K

 

Fotos

Vídeos