El poder del running

ÓSCAR Y ALBERTO
Estos dos amigos han
retomado su relación
después de diez años
separados por la
distancia. Ahora
disfrutan juntos
del running. / MARIO M. G.
ÓSCAR Y ALBERTO Estos dos amigos han retomado su relación después de diez años separados por la distancia. Ahora disfrutan juntos del running. / MARIO M. G.

Maru Moscardó y Rosa Sánchez se superan, mientras que Antonio Reina, Óscar Martínez y Alberto Rodríguez enseñan su sensibilidad | Adrián Ferrandis empezó a correr por su niña, con síndrome de Williams

ALBERTO MARTÍNEZ

valencia. Seis maneras de sentir los 15.000 metros. La 15K Valencia Abierta al Mar fabricó experiencias inolvidables para multitud de atletas. Solidaridad, tenacidad, amistad, reivindicación, crecimiento y liberación fueron algunos de los conceptos que envolvieron la prueba.

Antonio Reina 42 años

«No pensábamos en nosotros, sino en los demás»

«Vivo en Navarrés. He hecho una hora de viaje para venir, pero vale la pena», afirma Maru

Justo después de las diez de la mañana, un grupo de integrantes del Redolat Team formó un corrillo junto al arco de meta y comenzó a saltar. «Esta vez, el reto era intentar bajar los máximos posibles de la hora. Conforme vamos llegando a meta, nos vamos esperando. Hay gente más rápida y gente más lenta. Cuando llega la hora fijada, lo celebramos», explica Antonio Reina, miembro del equipo. Se muestra orgulloso: «Los que mejor vamos, vamos cogiendo agua y repartiéndola para que otros no tengan que gastar energía. Vamos ayudando a la gente. Hemos bajado de la hora unos 30. Yo no buscaba marca, pero estoy satisfecho por todos mis compañeros. Había cuatro o cinco que no pensábamos en nosotros mismos, sino en los demás. Queremos fomentar el compañerismo ante todo».

Maru Moscardó 40 años

«He tenido un problema y me he quitado las zapatillas»

Acabó la prueba descalza y con las zapatillas en la mano. «En los dos últimos kilómetros, llevaba las piernas muy cargadas y aparte he tenido un problema con el calcetín por una simple doblez. No podía correr y al final me he tenido que quitar las zapatillas. La cuestión es acabar. Lo que no puede ser es, a falta de dos kilómetros, salir de la carrera», cuenta Maru Moscardó, quien se desplazó desde Navarrés: «He hecho una hora de viaje para venir. Me he tenido que levantar a las cinco de la mañana para venir. Y me he acostado a las dos de la mañana porque trabajo en la hostelería. Pero vale la pena. Me dicen: '¿Para qué te vas tan lejos?'. Me lo paso muy bien. Y más en las carreras de Valencia, que son espectaculares. Es la primera 15K que hago en Valencia y me ha encantado. Es muy entretenida».

Óscar y Alberto 38 y 31 años

«Esta camiseta representa nuestra amistad»

No pasaron desapercibidos. Imposible. Los dos atletas se enfundaron una camiseta con estética de cómic. «La vimos por internet y nos gustó. Ha triunfado porque todo el mundo nos hacía gestos. Representa nuestra amistad de toda la vida y el hecho de correr juntos. Hemos empezado a correr juntos ahora, porque él se fue fuera por estudios. Hace menos de un año nos hemos vuelto a encontrar y ahora estamos dándolo todo», explica Óscar Martínez. Alberto Rodríguez, quien ha regresado a Valencia, trata de practicar el running con más estabilidad. «Hemos retomado la relación después de diez años. Él fue mi profesor de tenis de pequeño y somos amigos desde hace 20 años. Llevo tiempo corriendo, pero lo voy dejando... Ahora lo he retomado un poco más por él y por bajar la tripita», bromea.

Adrián Ferrandis 34 años

«Empecé a correr motivado por ella. Es mi tesoro»

Adrián Ferrandis sólo tiene un fin cuando se calza las zapatillas: contemplar el brillo de los ojos de Aitana cuando la agarra en la recta final. Terminó la 15K con su pequeña en brazos y con un mensaje reivindicativo. «Llevamos una camiseta de la Asociación Valenciana de Síndrome de Williams. Es una enfermedad rara, muy parecida al Síndrome de Down. Se la detectaron a los cuatro meses. La tuvimos ingresada porque no engordaba y ahora tiene cinco años. Es muy cariñosa y amable. Siempre está con una sonrisa», comenta el de la Pobla Llarga, quien derrocha compromiso: «Es la alegría de la casa y mi tesoro. Estoy muy orgulloso de ella, porque va avanzando. Empecé a correr motivado por ella, por sacarla en las carreras y por llevar la camiseta y hacer visible la enfermedad de mi hija».

Rosa María Sánchez 46 años

«Este año he dicho: 'La tengo que acabar como sea'»

Rosa María Sánchez ha tomado la salida de la 15K Valencia Abierta al Mar en todas sus ediciones. Sin embargo, en 2018 se retiró. Una espinita que tenía clavada. «El año pasado arrastraba una pequeña lesión y paré en el kilómetro 5. Así que este año, he dicho: 'La tengo que acabar como sea, que me encuentro muy bien'. Estoy contenta porque he conseguido mi mejor marca en esta distancia», subraya la valenciana, quien empezó a practicar el running en 2011: «Cada vez veo más mujeres. Es bueno correr física y psicológicamente, porque creas muchas amistades. Y si algo valoro en esta vida, son las personas. Estoy muy contenta de que mi hermano pequeño me haya introducido en este mundo».

Miguel Lledó 65 años

«A las personas cabreadas les aconsejo que corran»

Miguel Lledó ve en el running una terapia perfecta. «Corro desde hace ocho años. Pesaba 15 kilos más y correr me ayuda a quemar. A las personas que están cabreadas les aconsejo que corran. Se te van los malos rollos. Llegas a casa más desahogado porque por el camino lo has quemado todo», destaca el veterano deportista, quien el 6 de septiembre de 2004 volvió a nacer: «Me tiré a salvar a un hombre que se estaba ahogando en el puerto de Valencia y casi nos quedamos los dos ahí... La policía le tiraba el salvavidas pero no llegaba porque había olas muy altas y viento. Entonces yo me tiré y le puse el salvavidas. Quise cogerme de la cuerda de la policía, pero se soltó. Vino una ola y me estrelló contra la roca y me destrozó. Pero bueno, todo salió bien. Luego pregunté por el hombre y se salvó».

Más