HISTORIAS DE 42,195 KM

Pilar, una corredora inspiradora centrada en el maratón

Pilar Sampedro en un trail, su gran pasión. / lp
Pilar Sampedro en un trail, su gran pasión. / lp

LOURDES MARTÍ

Más de 5.300 personas le han dado al botón de seguir en el perfil de Instagram de Pilar Sampedro (Valencia, 1986). Hace unos cuatro años, esta diseñadora industrial empezó a compartir en esta red social sus entrenamientos y experiencias en las carreras con familiares y amigos. Ahora es fuente de inspiración para otras muchas personas, hombres y mujeres, con las que tiene en común su entusiasmo por el atletismo popular.

Este 2019 es muy «especial» y «diferente» para Pilar: «Sólo me he propuesto un objetivo. Desde que crucé la meta del Maratón Valencia Trinidad Alfonso EDP de 2018, sabía que el siguiente año sólo iba a destinarlo a quitarme la espina porque no había cumplido con mis expectativas. Esto es algo que no he hecho nunca, siempre he tenido varios objetivos anuales pero esta vez lo voy a dar todo en una única prueba. Estoy muy ilusionada y muy motivada por conseguirlo y si lo logro, sin duda, será un gran año».

Esta valenciana es una apasionada de la montaña. Es en los trailes donde más experiencias acumula después de que en 2011 se enganchase al fin a esto de correr después de intentarlo varias veces. «En asfalto solo he hecho un maratón, el del año pasado en Valencia. En montaña sí que he corrido tres y dos ultramaratones, allí mi satisfacción no se mide en tiempo, sino en experiencias», comenta Pilar quien saborea el camino junto a un preparador: «Estoy acostumbrada a la larga distancia y a entrenar muchas horas en solitario, por lo que la cabeza, para mí es lo más importante al enfrentarte a un maratón, la tengo preparada. No me asustan los kilómetros ni temo a los entrenamientos que me esperan. Además, este año cuento con la ayuda y la experiencia de Paco Milán. Me conoce muy bien y me ha prometido entrenamientos más asimilables, pero más efectivos. Tengo muchas ganas de ir viendo mi evolución».

En este camino hasta la línea de salida en el puente de Monteolivete del próximo 1 de diciembre sólo lamenta Pilar Sampedro renunciar a una cosa: «Lo que no llevaré nada bien es que el maratón de asfalto implica dedicar menos horas de trail de las que me gustaría. Va a ser duro no poder disfrutar tanto de la montaña, pero es algo que tengo asimilado».