HISTORIAS DE 42,195 KMhttp://www.valenciaciudaddelrunning.com/vcr/historias-de-42-195-km

Un medio maratón para tomar impulso

Ramón González, en la 10K de L'Eliana. /  Fede Gómez
Ramón González, en la 10K de L'Eliana. / Fede Gómez

LOURDES MARTÍ

Ramón González (Jaén, 1967) voló sobre el Valencia el pasado 28 de octubre: «Como casi todo el mundo mejoré mi marca personal en el Medio Maratón Valencia Trinidad Alfonso EDP. No tenía muchas esperanzas pero todo acompañó. El tiempo fue perfecto y a medida que iba avanzando sentía ese calor de la gente y me sentía muy bien. Estoy muy contento», afirma este andaluz afincado en la capital del Turia.

Ahora ya tiene en mente el Maratón Valencia Trinidad Alfonso EDP. Pero antes pasará por San Sebastián: «Voy a correr la Behobia, nos vamos algunos del Runners en autobús. Empezaron a comentar compañeros que iban a ir y decidí unirme. Allí voy sobre todo a disfrutar del recorrido y de la ciudad», comenta Ramón González.

Para el maratón de Valencia va a guiarse como siempre, de sensaciones. «Es el tercer año que lo corro y en este tiempo he visto la evolución, más allá del número de participantes, en el ambiente. Es increíble, nunca estás solo y el apoyo de la gente motiva mucho. Siento que ha pasado de ser un pequeño problema para la ciudad al cerrarla al tráfico y demás a formar parte de ella e integrarse perfectamente en el día a día de los que no participan en ella directamente pero la viven igual. Pero no me voy a volver loco en la carrera, no quiero marcarme ningún tiempo exacto», reconoce Ramón quien se considera a sí mismo un poco ansias a la hora de inscribirse: «Este año me apunté un poco tarde, en junio. Pero de normal soy previsor. Para el medio de 2019 ya estoy apuntado».

En 2016, este jienense disputó más de cien carreras. «Todos los fines de semana corro alguna, a veces compito demasiado, pero lo necesito como el vivir. Supongo que terminaré 2018 con unas 80 pruebas», asegura mientras hace referencia a sus inicios en el atletismo popular: «Cuando estudiaba BUP empecé a correr pero tuve una lesión y paré. Siempre he jugado a fútbol, tenis, baloncesto y a otros deportes pero no fue hasta 2015 cuando volví a correr. Fue como empezar de nuevo». Este administrativo se reenganchó a la carrera a pie gracias a dos compañeros de trabajo: «Iban a hacer el maratón y me empecé a animar, ahora no me imagino mi vida sin esto. El fin de semana en lugar de salir a tomarte una copa, te levantas a las siete y te vas a correr. Es maravilloso».

Tras Valencia, Ramón ya piensa en volver a Jaén, su tierra natal, esta vez para correr lejos del asfalto. «En Cazorla hacen un maratón trail y como ahora estoy empezando a ir por montaña será una gran experiencia», concluye.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos