Marta Esteban está de vuelta

Marta Esteban tras acabar la 10K. / lp
Marta Esteban tras acabar la 10K. / lp

La valenciana regresa tras su lesión de rodilla y se plantea la temporada para mejorar marcas en 10.000 y en medio: «En mes y medio, a tope» | «Tokio es 2020. ¡Claro que llego! Antes seguro que haré un maratón», asegura

MOISÉS RODRÍGUEZVALENCIA.

Marta Esteban se sentía extraña en la meta. «Valencia es maravillosa, como siempre. Pero la reina es el maratón», deslizaba. La atleta del Cárnicas Serrano se sentía fuera de su hábitat natural. Acababa de completar la 10K en 35:08, una marca nada desdeñable teniendo en cuenta de que era su primera carrera tras la lesión de rodilla que le hizo perderse el Europeo de la distancia de Filipides.

«Me he sentido bien de la rodilla, pero no en el resto del cuerpo. Correr a estos ritmos... eso también se entrena. No me he encontrado bien del todo», comentaba Marta Esteban, con prisa para marcharse de la zona de meta. «He afrontado la 10K con una mezcla de miedo y de ilusión. Me había planteado acabar en 35 y más o menos ha sido esa mi marca», resaltaba.

Cuando se le habla de maratón, se le abren los ojos y esboza una sonrisa. «Quizás en primavera», termina diciendo. Antes hace un repaso del futuro inmediato, en el que ya se va marcando etapas. «Ahora lo que quiero es ir haciendo una carrerita más para ir cogiendo la forma», señala. Una de ellas, la San Silvestre Vallecana. «En un mes y medio quiero estar a tope», apunta.

Natacha López se acerca a las tres horas en el primer maratón después de su reto

Pero para retar de nuevo a Filipides aún queda trabajo. «Para marzo o así quizás haga algún medio maratón, puede que Lisboa», desliza. Pero en esa puesta a punto no quiere perder el tiempo, sino ir reencontrándose consigo misma. «La intención en esta temporada será mejorar mis marcas en 10.000 y en medio», comenta.

El maratón, en primavera o, quizás, Valencia 2019. Por ello, cuando se le pregunta por si llega a Tokio, no duda. Incluso se muestra atrevida y ha de frenarse: «¡Claro que llego! ¡Eso es 2020! Bueno, lo que es seguro es que al menos habré hecho un maratón para entonces».

Quien tampoco se cansa de los 42.195 metros es Natacha López. Meses después de completar su Reto42Káncer, la valenciana que superó un cáncer de mama se planteó un nuevo desafío junto a su marido, David Serrano: bajar de las tres horas en maratón. La pareja se ha preparado a conciencia estos meses y ayer ella estuvo a punto de conseguirlo. Acabó en 3:06:27 y con ganas de afrontar ya nuevos retos.

 

Fotos

Vídeos