HISTORIAS DE 42,195 KM

Al despacho y al maratón con los valores del deporte

José Vicente, segundo por la izquierda, en Nueva York. / lp
José Vicente, segundo por la izquierda, en Nueva York. / lp

LOURDES MARTÍ

Viajar a Nueva York para correr su maratón o participar en una carrera solidaria de 100K y recaudar casi 10.000 euros para causas benéficas. Estas son algunas de las experiencias que ha vivido José Vicente Belenguer junto a algunos de sus compañeros de trabajo en el despacho de abogados Garrigues de Valencia.

Una veintena de empleados de esta empresa ubicada en el corazón de la ciudad se encuentra también fuera de las oficinas y en un entorno más distendido para llevar a cabo una de sus aficiones: correr. «Nos gusta hacer actividades juntos más allá del trabajo. En un ambiente más lúdico, disfrutamos de los valores del deporte que también son los de nuestra empresa como compañerismo o solidaridad», afirma José Vicente, quien ya se prepara junto a algunos de ellos para el Maratón Valencia Trinidad Alfonso EDP.

A sus 56 años recorrerá sus octavos 42.195 metros en su ciudad natal. «Empecé a correr hace años pero volví en serio hace poco. Debuté en esta distancia en 2011 y fue algo estupendo. Desde aquella edición he participado en todas y de cada una guardo una sensación especial. Durante esas cuatro horas se acumulan muchos recuerdos, vas analizando cómo funciona tu cuerpo, tu mente, disfrutas del ambiente, es un cúmulo de cosas muy difícil de explicar», recuerda. Mientras habla, se nota que saborea una vez más aquello que le recorre una vez cruza la línea de meta. «Sientes euforia, agotamiento, es muy contradictorio, estás fenomenal pero hecho polvo. Me gusta mucho, me encanta, es una forma de probarse a uno mismo y buscar un límite», explica José Vicente.

En 2016 corrió el maratón de Nueva York junto a algunos de sus compañeros de trabajo. Hace poco volvió a la Gran Manzana y aprovechó para calzarse las zapatillas y recorrer algunos de aquellos increíbles 42 kilómetros. «Fui por Central Park y por algunas de las zonas del recorrido que hicimos y fue muy emocionante por todo lo que significó. Yo pertenezco a un club con el que suelo entrenar los domingos y hacemos nuestras historias, pero en el despacho somos un grupo de gente que salimos a correr y disfrutamos mucho. Cada vez somos más y esto es algo muy positivo», resalta José Vicente.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos