HISTORIAS DE 42,195 KM

«Todos deberían vivir la experiencia de un maratón»

Ana Pascual durante un entrenamiento. / LP
Ana Pascual durante un entrenamiento. / LP

LOURDES MARTÍ

A Ana Pascual le encanta el deporte. Desde que era pequeña siempre ha practicado alguna actividad física. Estaba enganchada al triatlón de larga distancia. Hasta hace poco. La falta de tiempo le obligó a renunciar a una actividad en la que necesitaba invertir demasiadas horas: «Tengo jornadas maratonianas nunca mejor dicho. Suelo entrar a trabajar a las 6:15 horas y salgo sobre las 20:30 horas. Al tener menos horas libres decidí enfocarme más en correr y en las pruebas populares», comenta esta ingeniera.

Ana aprovecha el mediodía para entrenar: «Almuerzo fuerte y salgo mientras la mayoría de personas comen, es duro, sobre todo en verano, pero merece la pena». Además de ayudarle a mantenerse en forma, correr es para Ana una liberación: «Me ayuda a aclarar mis ideas y volver con más fuerza a trabajar. He conocido a mucha gente y he vivido experiencias muy bonitas». Entre ellas, tres citas imborrables para ella: «Corrí el maratón de Castellón, el de Valencia y el final del Ironman de Vitoria». El próximo 2 de diciembre volverá a situarse sobre el puente de Monteolivete para participar por segunda vez en el Maratón Valencia Trinidad Alfonso EDP. Una prueba muy especial: «La carrera es muy bonita, el recorrido pasa por las zonas a las que más cariño les tengo de la ciudad, y la entrada a meta es espectacular», comenta. «No he conocido ningún otro lugar que tenga un cauce como el nuestro para poder correr; sin duda creo que Valencia es la ciudad del running europeo», añade esta atleta popular que intenta sumar adeptos a la carrera a pie: «Poco a poco voy convenciendo a la gente de mi alrededor para que haga running. Este año son cuatro personas de mi equipo las que corren media maratón y o maratón».

Ana confía en que las mujeres se lancen a las pruebas de larga distancia. «Nos subestimamos muchas veces, pero eso está cambiando. Las mujeres somos muy fuertes por lo general, y normalmente tienen genéticamente la condición física de la resistencia más desarrollada», afirma Ana que sólo tiene un deseo para la prueba: «Nunca he sentido el muro corriendo el maratón, creo que es algo que está en la cabeza de cada persona. Cuanto más disfrutes lo que haces, menos notas el cansancio. El maratón es una experiencia única que todo el mundo debería probar».

 

Fotos

Vídeos