«Soy uno más, no curo el hambre»

Javier Gómez Noya, ayer en el complejo deportivo La Petxina. / Jesús montañana
Javier Gómez Noya, ayer en el complejo deportivo La Petxina. / Jesús montañana

Gómez Noya se entrena junto a doscientos corredores amateurs en el cauce del Turia | «Nunca decidí dedicarme al triatlón para ser conocido o tener cierta repercusión», reconoce con sinceridad el laureado triatleta

JORGE PEIRÓVALENCIA.

La capital del Turia volvió a exhibir una vez más su gran cultura deportiva. Fue el triatlón en esta ocasión el deporte que movilizó a cerca de doscientos atletas amateurs valenciano. La atención recayó en la leyenda viva del deporte español Javier Gómez Noya, cinco veces campeón del mundo, cuatro de Europa y plata olímpica en Londres 2012. El triatleta gallego, que desata pasiones a pesar del menor impacto mediático de esta disciplina deportiva, compartió sus conocimientos además de una sesión de entrenamiento junto a dos centenares de corredores en las pistas de atletismo del cauce del río Turia. Algunos de ellos llegaron a esperar hasta una hora para poder intercambiar algunas palabras con su ídolo o conseguir una deseada instantánea junto a él. La sonrisa en sus rostros amenizaba la espera en las colas.

Precisamente palabras como ídolo, o incluso Dios, son algunos de los calificativos que acostumbra a emplear el público, algunos compañeros e incluso más de un entrenador (el seleccionador español de triatlón Iñaki Arenal ha sido el último en hacerlo) sobre Gómez Noya para definir su grandeza deportiva.

Sobre esta circunstancia, el medallista olímpico se sinceró ante LAS PROVINCIAS: «No curo el hambre ni obro milagros, hay gente que te tiene muy idealizado y hay que tener los pies en el suelo. Se piensa que eres más de lo que eres». «Los éxitos te animan a seguir trabajando, sigo disfrutando de lo que hago y trato de superarme cada día», confesó un Gómez Noya cuyas hazañas parecen no tener techo. Durante la charla que dio el gallego, algún aficionado lo situaba dentro del selecto grupo de élite del deporte nacional junto a los hermanos Gasol o a Rafa Nadal. «Nunca me dediqué al triatlón para ser conocido o tener repercusión», replicó el medallista olímpico ante este hecho.

«Si tuviera otro trabajo, tendría el triatlón como un hobby», llega a reconocer el de Ferrol, un enamorado de la actividad que practica. Tras la presea obtenida en Londres, los Juegos de Tokyo 2020 están a la vuelta de la esquina y se presentan como una nueva oportunidad de agrandar la leyenda de Gómez Noya. «Quiero llegar en el mejor estado de forma posible, prepararlo lo mejor que pueda. Hay muchos factores que influyen y voy a pelear por todo al máximo», añadió el gallego.