Una carrera cada vez con más adeptos

Los ganadores de la prueba, junto a representantes de LAS PROVINCIAS y el Banco Santander.
/
Los ganadores de la prueba, junto a representantes de LAS PROVINCIAS y el Banco Santander.

En el paseo conviven atletas que aprovechan el evento para preparar su temporada con modestos runners que mejoran su marca

A.MARTÍNEZ/M.RODRÍGUEZ

valencia. Tanto Ouais Zitane como Edymar Brea, la punta del iceberg -léase ganadores absolutos- de la 15K Valencia Abierta al Mar, como muchos de los primeros clasificados, emplearon la carrera como parte de su preparación. El nacional de cross de la semana que viene o algún maratón son sus objetivos antes del verano. Sus éxitos se habrán forjado camino de la Malvarrosa. En esa meta de la carrera patrocinada por el Banco Santander coincidieron ayer con miles de personas cuyo despertador también sonó muy pronto y se enfundaron las zapatillas con el anhelo de superarse.

Como Paqui, una veterana del Runners Ciutat de València -el club más numeroso entre los participantes en la carrera organizada por LAS PROVINCIAS- que goza con correr. Su 1.17 de ayer no es su mejor marca, pero ella quiere disfrutar del deporte que la apasiona. «Me apunto todos los años a esta carrera, me encanta», aseguró con una sonrisa y un gesto de amabilidad antes de retirarse a recuperar el aliento.

También necesitaba respirar Alberto Sendín, todo un ejemplo de superación. El corredor de Never Stop Running, valenciano de 36 años, no ha permitido que su parálisis cerebral le impida progresar. «Ha ido muy bien. He aguantado y he mejorado mi marca. El año pasada hice 1:11 y este, 1:09. Es mi mejor registro en esta distancia. Estoy contento», aseguró.

«He ido solo, a mi ritmo. Cuando tengo que beber agua, paro y luego sigo corriendo», comenta Alberto Sendín, que añade: «La parálisis me afecta la parte derecha afectada. Se trata de superarse. Llevo un montón de años practicando deporte. Antes hacía fútbol adaptado, luego atletismo, peso, disco... Empecé a correr en 2011»

Alberto no se fija límites. De hecho, en la carrera a pie sabe cuál será su siguiente gran reto y no se diferencia con el de resto de corredores: «No descarto hacer un maratón. Me gustaría intentarlo. La gente me elogia. Me dicen que siga así, que siga superándome, que soy un ejemplo a seguir. No hace más el que puede, sino el que quiere».

Y como Alberto y Paqui, miles de personas se superaron ayer en los 15.000 metros del primer gran fondo de 2019 en Valencia. En la meta esperaba el siempre entusiasta Joxe, el speaker que sabe exprimir a los corredores en los últimos metros, animándoles a superarse. Recordándoles que en esta ciudad, en la del running, nunca correrán solos.