HISTORIAS DE 42,195 KM

58 años y a debutar en el maratón de Valencia por papá

Teresa Castro, durante una carrera. / lp
Teresa Castro, durante una carrera. / lp

LOURDES MARTÍ

José Castro corrió toda su vida. Hace tres, a los 86, se lo tuvo que dejar. Una operación le dejó en el dique seco. En casa, su hija Teresa vio a su padre amar la carrera a pie. Ella siempre ha practicado deporte. Nunca se había planteado seguir la pasión de su progenitor. Hasta hace dos años. «Siempre he andado, hacía 10 kilómetros a paso ligero. Un día empecé a correr y no he dejado de hacerlo», afirma Teresa Castro (Torrevieja, 1961) que no tardó en inscribirse en el club de atletismo de su localidad: «Pensé que me ayudaría en los entrenamientos, la alimentación, la motivación... y fue una buenísima decisión».

Ellos han sido los que le llevaron a plantearle el reto más importante hasta ahora: debutar en los 42.195 metros en el Maratón Valencia Trinidad Alfonso EDP el próximo 1 de diciembre: «He corrido en dos ocasiones la 10K paralela al maratón, y también disputé el IAAF/Trinidad Alfonso Campeonato del Mundo de Media Maratón Valencia 2018, entre otras muchas que he disputado también en la provincia de Alicante. Me animaron y estoy nerviosa, pero cumplir retos es algo que me hace muy feliz. Esa llegada a meta tiene que ser tan gratificante...». Teresa invita «a todo el mundo» a correr sin importar cuánto ni cómo de rápido para vivir situaciones increíbles: «Me han dado la mano para cruzar la meta personas que no conocía y me he abrazado con ellos, nos hemos animado entre corredores que nunca nos habíamos cruzado... cuando te entrenas es un deporte que puede ser solitario, pero en las pruebas es solidario y el compañerismo es impresionante».

«Es penoso que las mujeres no podamos salir a correr con tranquilidad por donde queramos», lamenta esta vecina de Torrevieja que en 2018, a sus 57 años, participó en el Europeo Máster de Alicante donde vio patente el paso al frente que las féminas han dado en los últimos años en España respecto a las de su generación. «En esa categoría no tenemos nivel comparado con el resto del continente. Las de otros países llevan 30 años compitiendo y aquí no había cultura del deporte», reflexiona Teresa, a quien el próximo 1 de diciembre le esperará en la espectacular línea de meta del Maratón Valencia Trinidad Alfonso EDP su madre y su mayor fan: su padre.