Premio inesperado para Iván Penalba, el creador de sonrisas

Solidaridad por bandera. Iván Penalba posa en el parque de Rambleta con la camiseta de uno de sus retos. :: damián torres/
Solidaridad por bandera. Iván Penalba posa en el parque de Rambleta con la camiseta de uno de sus retos. :: damián torres

Iván Penalba que imprime un carácter solidario a sus carreras de ultrafondo irá con la selección al Mundial de 24 horas

«Estoy bien, ha sido sólo chapa y pintura. Eso sí, el coche siniestro total, pero mientras los daños sean materiales...». Así, optimista, responde Iván Penalba cuando se le pregunta por el grave accidente de tráfico que sufrió la semana pasada cuando regresaba de Pinto. Acababa de lograr la mejor marca española del año en 24 horas. «Me quedé a seis kilómetros del récord nacional», puntualiza. Da igual. Es para sentirse satisfecho. El seleccionador ya le ha dicho que tiene un billete para el Mundial, que se celebra este verano en Belfast. «Habrá que pensar una buena iniciativa solidaria, que oportunidades como esta no se tienen todos los días», reflexiona el valenciano.

A Iván le encanta correr y generar sonrisas. A partes iguales. No sabe hacer una cosas sin la otra. Cambió de deporte cuando una lesión de espalda le impidió seguir practicando el fútbol. Empezó con la carrera a pie para tratar de recuperarse de su dolencia y acabó colgando las botas.

Ahora, a los 25 años, está especializado en los retos y en las carreras de larga distancia. «Ha sido todo muy rápido. En noviembre corrí mi primer maratón. Normalmente soy el más joven en este tipo de carreras»», comenta. Iván Penalba se ha hecho en poco tiempo con el corazón de la gente del ultrafondo.

Quizás sea por la condición que pone para participar en este tipo de carreras. «Yo tengo un proyecto que es Creando Sonrisas», subraya. Suele colocar un stand en las carreras para recolectar alimentos. «A veces realizamos otras acciones. Por ejemplo, corrí en Barcelona antes de Navidad. Recogimos dinero y con eso compramos juguetes para que niños huérfanos de Catarroja tuvieran regalos de Reyes», explica. Penalba aclara que correr va unido con este tipo de acciones: «No concibo lo uno sin lo otro».

A pesar de que, claro está, admite que sueña con poder dedicarse a correr. «Me gustaría, como a todos, pero yo practico este deporte para poder llevar a cabo mis proyectos», afirma. Le llaman de la mayoría de ultrafondo. Por ejemplo, está corriendo el Campeonato de España de 24 horas y este fin de semana ha participado en el evento benéfico organizado por Down Valencia Treballant Junts.

Para prepararse carreras de tanta distancia, y sobre todo participar en ellas, ha sufrido. Antes trabajaba en la hostelería. «Los fines de semana eran los días fuertes. Ahora estoy en Decathlon, en mi salsa», comenta satisfecho, a pesar de que se ha pasado toda la semana devolviendo las horas que pidió para poder correr en Pinto. «Ahora parece que quieren que sea embajador o algo así. Voy a empezar a buscar patrocinadores», reconoce el corredor de Alfafar, quien asegura que para él no son un esfuerzo los entrenamientos: «Me levanto todos los días a las 5.30 y a las 7.30 ya estoy en la calle. La ventaja es que no necesito dormir demasiadas horas».

 

Fotos

Vídeos