Iván Penalba tiene un reto que cumplir en 2018

Iván entre en meta en la media de Laredo. :: lp/
Iván entre en meta en la media de Laredo. :: lp

Una cita que ya disputó en 2013: «Fue muy especial, rodar por tu ciudad es algo muy bonito»

LOURDES MARTÍ

Esta noche a las 22:30 horas Iván Penalba disputará el Gran Fondo Nocturno de Alfafar. Sin embargo, su meta está unos cuantos kilómetros más alejado que la del resto de los participantes, en Francia: «Voy a correr en cinco etapas hasta allí con la intención de darme a conocer y lograr patrocinadores para cumplir el reto de 'Las 50 medias maratones'». Una por cada provincia de España y que contará con un broche final muy especial: «Mi idea es cerrar el ciclo en el Medio Maratón Trinidad Alfonso, en 2018, calculo"»

Una cita que ya disputó en 2013: «Fue muy especial, rodar por tu ciudad es algo muy bonito. El recorrido es espectacular, ahí todavía no había surgido el tema del reto». Pero, ¿en qué consiste el objetivo marcado por este atleta popular de 24 años?: «El fin es recoger alimentos en cada provincia y destinarlos a la Cruz Roja o al Banco de Alimentos de la ciudad que estemos"». Siempre habla en plural porque nada sería posible sin Mari Carmen López, su madre: «A mí me gusta el deporte y a ella viajar y decidimos unir ambas aficiones dándole un toque solidario».

Él pone las piernas y ella la logística y todo el corazón en una propuesta que ya va por el número 12. En este 'Reto de las 50 Medias Maratones' se colará irremediablemente el Maratón Valencia Trinidad Alfonso del próximo 20 de noviembre: «Los 42 kilómetros forman la prueba por excelencia de las largas distancias y todo el mundo habla muy bien de la carrera esta, tanto los de fuera como la gente de aquí. Será muy especial y mi intención es aprovechar el tirón de la carrera para continuar con la recogida de alimentos para los más necesitados».

Aunque está acostrumbrado a las largas tiradas -cuenta con una marca de 1:16:32 en el medio- es consciente de la importancia de tener un buen entrenamiento: «Salgo con el Club de Triatlón Moncada y el Sanus Vitae de Valencia por las pistas del río». Iván empezó a correr a las 19 años como vía de escape: «Yo jugaba a fútbol y sufrí una lesión en la espalda, salía a trotar para recuperarme y poco a poco me fui enganchando. Desde que empecé a ahora ha habido un crecimiento espectacular de número de corredores y eso es algo muy positivo».

Como la mayoría de atletas populares, Iván es de los que debe hacer malabares con el calendario para hacerse un hueco tanto para la preparación como para las pruebas: «Trabajo en hostelería y lo cierto es que lo más complicado porque trabajo tres fines de semana de cada mes».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos