Tougane e Isabel Checa ganan la 15K Valencia 2015

Salida de la 15K en la avenida del Puerto./
Salida de la 15K en la avenida del Puerto.

El Gran Fondo ha vuelto a ser todo un éxito de participación

MOISÉS RODRÍGUEZ PLAZA

Al marroquí Jaouad Tougane (CA Mediterránea Guadassuar) le ha sobrado un tercio de la 15K Valencia Abierta al Mar para imponer su ritmo endiablado, que le ha conducido hasta la línea de meta junto al edificio Veles e Vents, y batir el récord de la prueba. Como un reloj suizo, a 3 minutos el kilómetro, ha roto la carrera a partir de la avenida Tarongers para correr 10 kilómetros en solitario y convertirse en el tercer ganador de la prueba organizada por LAS PROVINCIAS con un tiempo de 45'14''.

MÁS INFORMACIÓN

Detrás de él ha llegado Víctor Aravena, que en el último kilómetro ha pasado a Abderrahim El Jaafari, que fue quien lanzó el primer ataque en el kilómetro 2, pero que ha ido perdiendo prestaciones en los últimos kilómetros de la carrera.

En categoría femenina la vencedora ha sido la valenciana Isabel Checa con un tiempo de 52'04''. La prueba ha comenzado a las 9 de la mañana desde la avenida del Puerto y ha recorrido las principales vías de la zona marítima.

El circuito ha sido idéntico al de la pasada edición, cuando las modificaciones supusieron un rotundo éxito. Técnicos y corredores coinciden al calificar el trazado como idóneo para superar marcas. «Aquello que funciona mejor no tocarlo», suelen aconsejar.

Los participantes tenían a sus pies un trazado óptimo para batir sus particulares marcas. «Dentro de los circuitos de Valencia, este es muy rápido y muy atractivo. Se puede hacer muy buenos tiempos, ya que hay avenidas grandes y no está lleno de curvas. Además, es muy bonito, ya que se pasa por zonas emblemáticas y termina en la Marina Real», explicaba el director técnico de la 15K, Tomás Rivas.

En 2014, la 15K dejó de tener la salida y la meta en el Tinglado nº2 y de cruzar el puente giratorio del puerto. Desde el pasado año, los atletas arrancan en la avenida del Puerto, frente al Instituto Social de la Marina. Toman dirección al Paseo de la Alameda, que se recorre hasta llegar al final. Después, pasando por General Elio, se accede a la avenida Blasco Ibáñez, donde se alcanza el kilómetro 5. Los corredores toman Ramón Llull como enlace con la cómoda avenida del Tarongers. Justo en el ecuador de la prueba, giran a la derecha por Luis Peixó, que luego pasa a denominarse Marino Blas de Lezo y, tras dejar atrás la Estación del Cabanyal, adquiere el nombre de Serrería, que desemboca en la avenida del Puerto. Entonces los participantes abordarán la conquista del kilómetro 10.

Esta vez, la avenida del Puerto se toma en dirección hacia el mar, hasta llegar a J.J. Dominé, que se recorre para acometer Doctor Lluch y, posteriormente, la calle Cavite. Ya en el kilómetro 12, se gira a la derecha tomando Isabel de Villena, que más tarde se transforma en Eugenia Viñes. En paralelo al paseo de la Malvarrosa, los atletas entran en Doctor Marcos Sopena y buscan la entrada portuaria por el acceso del Muelle Espigón Turia Norte. Entonces, junto al emblemático Veles e Vents, aparece la gran explanada donde se ubica la meta.

El responsable del diseño del circuito, Vicent García, se mostraba entusiasmado. «La salida en la avenida del Puerto es brutal. Es una vía con mucha capacidad, de las más anchas de Valencia. La salida es de más de dos kilómetros, por lo que es muy larga», explica este experimentado profesional, quien elogia las condiciones del trazado: «El recorrido es muy amplio, espacioso y rápido. Se pasa por zonas más habitadas y con más público. Es un recorrido fantástico».

Sólo hay un tramo de vía reducida, aunque apenas supone inconveniente. «El único sitio estrecho está en el kilómetro 12, por la calle Isabel de Villena. Pero no hay problema porque, a esas alturas de la carrera, la gente está muy distanciada y a los primeros no les molesta», añadía Vicent.