Valencia, a la conquista de la gran pantalla

Los productores defienden que la capital y los pueblos son un «territorio privilegiado» para rodar

L. G.

Valencia. Valencia, no sólo la ciudad, sino toda la provincia quiere ganarse un sitio en la gran pantalla. La capital y muchos pueblos están dispuestos a conquistar el territorio de los escenarios de cine. No es tarea fácil, pero tampoco parece muy difícil. Eso sí, hay que contar con productores y ayuntamientos dispuestos a colaborar, a conocer las necesidades cuando un productor busca una localización y el municipio que la posee tiene la oportunidad de ofrecerla. Estas cuestiones se abordaron ayer en el encuentro que se celebró en la ciudad enmarcado en el proyecto F ilm València, que reunió a oficinas de promoción de proyectos y productores del sector con el objetivo de analizar los intereses de una y otra parte.

Están convencidos de que el territorio valenciano dispone de rincones suficientes para dar respuesta a la demanda más variada. El presidente de la Asociación de Profesionales de Producción Audiovisual (APPA), Jaime Linares, apostó por convecer «a todo el mundo» de que se trata de un territorio «privilegiado y mucho mejor que otras Comunidades Autónomas que están muy por delante». habló de que se pueden encontrar paisajes naturales, castillos, muros, playas y montañas, pero falta el «convencimiento de que podemos ponerlo al servicio de los rodajes y que toda la parte política administrativa facilite estas cuestiones».

En los últimos años se ha visto que Valencia ha ganado protagonismo como escenario de película. Ya son muchos los ejemplos que pueden mencionarse. Ahí están películas como 'El reino' o el último trabajo de Pedro Almódovar, que en 'Dolor y gloria' ha popularizado las cuevas de Paterna hasta el punto de que se han convertido en lugar de visita. La rentabilidad turística que lleva aparejada la aparición de una pueblo, una plaza o un paraje natural en una película o serie de televisión sólo es un ejemplo de las ventajas que pueden derivarse si la geografía valenciana gana protagonismo en la gran pantalla.