Vicente Vallés: «Ante las noticias falsas hay que confiar en los medios de comunicación tradicionales»

El periodista Vicente Vallés, ayer en Valencia. / consuelo chambó
El periodista Vicente Vallés, ayer en Valencia. / consuelo chambó

El autor presenta en Valencia 'El rastro de los rusos muertos', un libro donde analiza la interferencia de Putin en las políticas de Occidente

N. CAMACHO

El periodista y presentador de los informativos de Atresmedia Vicente Vallés maneja como nadie el pulso de la actualidad. Ser conocedor de la realidad le ha permitida publicar 'El rastro de los rusos muertos' (Espasa), un libro a medio camino entre el reportaje de investigación y casi la novela de ficción que analiza la influencia de Rusia y, sobre todo, la injerencia de su presidente, Vladimir Putin, en las políticas de Occidente. Pero Vallés, que cada noche relata a miles de espectadores lo sucedido en España, no escapa a las cuestiones que sacuden al país, de las que, dice, no se «muestra muy optimista».

-¿Cómo decide embarcarse en este laberinto ruso de espías y muertes inexplicadas?

-Es una sucesión del libro anterior, en el que analizaba la figura de Donald Trump. Es un reportaje periodístico que nace después de encajar muchas noticias y tirar de muchos hilos. Todo lo que el lector encontrará en él son datos comprobables.

-¿Estamos en manos de Putin?

-La realidad es que él quiere que lo estemos. En alguna medida, sí tiene algunos éxitos importantes como, desde luego, las elecciones americanas. Aunque yo defiendo que Donald Trump es presidente también por Putin, pero no sólo por la injerencia de Rusia en los comicios de EE UU.

-El personaje, además, asegura que nunca ha dejado de ser espía...

-Putin se crió en el espionaje soviético. Se alimentó de esa cultura y la sigue viviendo ahora como presidente. No es habitual que alguien que ha sido espía acabe gobernando un país.

-En un momento en el que la información sin límites, a golpe de clic, y las llamadas 'fake news' están tan a la orden del día. ¿Da miedo o indefensión saber que estamos contaminados?

-Más que miedo tenemos que estar vigilantes. El libro ayuda a mentalizarnos de que esto ocurre y que el intento de interferir en nuestros problemas existe. La Rusia de Putin no crea los conflictos que hay en los países, lo que hace es detectarlos e intenta amplificarlos. Debemos ser conscientes de ello y gestionarlo.

-¿Cómo se consigue gestionar tanto bulo o información falsa?

-Al final, no es tan difícil protegerse de ello. Los ciudadanos deben seguir confiando en los medios de comunicación tradicionales, porque tiene unos mecanismos muy estrictos para detectar que las 'fake news' no son noticias. Claro que, quien prefiera informarse por las redes sociales y considere que no son creíbles los medios tradicionales, está más expuesto a que este tipo de informaciones formen parte de su ideario.

-¿El 'procès' merece su propia novela?

-Es que ahora lo estamos viviendo en tiempo real. Estamos en medio del problema. Seguramente, dentro de unos años, se escribirá.

-¿Ha leído el libro de Pedro Sánchez? ¿La historia del presidente puede ser la de un 'best seller', de un éxito rápido aunque de una calidad que algunos cuestionan?

-Es llamativo el libro. Es difícil encontrar un personaje político que no tenga un cierto ego y vanidad. La presidencia de Sánchez ha sido un periodo curioso por la manera que sobrevivió a los problemas en su propio partido y cómo llegó al poder en la moción de censura. Todo esto también merece ser contado.