Carmen Climent: «Me parezco a María Alcántara»

Peleona. «El arte está para reivindicar, somos artistas porque no estamos conformes». / e. c.
Peleona. «El arte está para reivindicar, somos artistas porque no estamos conformes». / e. c.

«Las chicas de los 90 eran más felices, las de ahora llevamos una vida más irreal por culpa de las redes», asegura la actriz Carmen Climent

ARANTZA FURUNDARENA

María Alcántara, la pequeña de la familia de 'Cuéntame', ya es mayor de edad. Ahora la encarna Carmen Climent, 23 años, hija de un clarinetista de la Banda Municipal de Bilbao, actriz, bailarina, cantante... «Soltera no, porque tengo novio y le quiero mucho». Tiene una hermana de 12 años que casualmente se llama María, y fue escolarizada en vasco. «Lo decidieron mis padres, aunque ellos son de Valencia», dice en vísperas del estreno el jueves de la vigésima temporada de la longeva serie de TVE.

- ¿Le ha costado interiorizar a María Alcántara?

-Este personaje ya existía, no lo he podido crear yo desde cero, que es lo que nos enseñan. He tenido que partir del trabajo anterior y llevármelo a mi terreno. Es como ponerte un traje heredado, un traje que a todo el mundo le encanta y ahora es otra persona quien lo lleva.

- ¿Le ha pedido sopitas a Paula Gallego, la actriz que encarnaba a María niña?

- Coincidimos hace poco en un estreno. Me ha dicho que esté tranquila, que el público me va a coger cariño enseguida y que ella va a estar apoyándome. Es un amor.

- ¿En qué se parece a María Alcántara?

- Me parezco en el carácter, porque ella es un poco vasca. Habla claro, no se calla. Al llegar a Madrid me sentía muy sola y empecé a perder esa fuerza que tenía en Bilbao. Gracias a María ahora la estoy recuperando. Me está recordando quién soy.

- ¿Madrid le mata?

- Es donde se mueve todo. Y para mí ha sido un proceso de vida. Mis padres me han apoyado. Vine a Madrid a estudiar pero enseguida me salió un trabajo en un musical y compaginé mis estudios con la gira. Me dio muchas tablas.

- ¿Qué le ha enseñado Igor Yebra?

-La disciplina del ballet. La aplico a diario en mi vida. Y a conocer más mi cuerpo. Eso para una actriz es un regalo. También he estudiado canto lírico y canto musical.

- ¿Está igual de preparada para la fama?

- Creo que sí. Quiero seguir siendo yo misma. Está guay gustar, es lo que todo el mundo quiere. Pero lo mío es hacer arte y no quiero que eso cambie. El otro día me hice un vídeo con la que hace de mi mejor amiga en 'Cuéntame', Ana Quiñones, diciendo: «Somos así, es nuestra primera premier, y no pensamos cambiar. No queremos volvernos gilipollas».

- ¿Se considera feminista?

- Claro, soy feminista. Me he manifestado en Bilbao y este año he salido en Madrid. Fue increíble.

- ¿Los actores deben ser reivindicativos?

- El arte está para eso, para cambiar las cosas, para reivindicar. Por eso somos artistas, porque no estamos conformes.

- Creo que María Alcántara es de la generación de su madre.

- Mi madre nació en el 70 y María en el 71. Mi madre me ha hecho una lista con todo lo que ella hacía a esa edad. Llevaba hombreras y la carpeta en la mano, quedaban en un sitio y no tenían un móvil para confirmar la hora... Eso para mí no existe. Parece una tontería pero yo no podría vivir sin el móvil.

- ¿No mola ser una chica de los 90?

- Ellas han tenido que hacer más para ser escuchadas. Pero al mismo tiempo las veo más felices a la hora de vivir. Sin esas tonterías que hacen la vida más irreal... Entonces vivían más en el mundo real. En parte, las envidio. Internet te quita un poco la esencia.

- ¿Cómo se lleva con las redes?

- Sé que, aunque no me gusten, son importantes. Pero yo quiero salir en las redes tal como soy. No quiero cambiar mi esencia. No quiero transformarme en un producto.

- En la serie vota por primera vez. En la vida real...

- Voté por primera vez hace cinco años, cuando tenía 18. Me hizo mucha ilusión. Cuando rodé ese momento con Ana e Imanol... Fue la primera escena, no les conocía apenas. Me apoyé en recordar cuando mis padres me acompañaron a votar. Y ahora lo estaba rodando en la ficción, acompañada de mis padres en la serie... Fue muy emocionante. Estuve con ganas de llorar todo el rato.

- ¿Nacer la víspera de San Valentín es una faena?

- Nací un martes 13, de un año bisiesto, y con luna llena. Una fecha perfecta.

-Por otro lado, a los Alcántara les ha nacido una hija vasca.

- ¡Y muy de Bilbao! Me encantan las carolinas, soy del Athletic a muerte, de ir a San Mamés con bufanda, camiseta... Llevé el 9 de Llorente y luego me pasé a Ibai. También soy 'echada p'alante' y, si tengo que decir las cosas, las digo... Y, como buena bilbaína, Bilbao para mí es el ejemplo de todo.

- ¿Alguna rivalidad con Imanol Arias, que se crió en Ermua?

- Todo lo contrario. Nos une mucho el ser vascos. Hablamos a menudo de nuestra tierra.

- Usted, además, es del método Stanislavski de Erandio...

-No, del de Santutxu, ja, ja, ja... Estudié en Ánima Eskola. Mi gran maestro ha sido el actor Richard Sahagún. Le debo mucho.

Cuéntame