La periodista Marta Fernández revela que fue acosada por un fan durante dos años

Marta Fernández, presentadora y periodista. /LP
Marta Fernández, presentadora y periodista. / LP

La conocida presentadora ha decidido romper su silencio y contar en un programa el acoso que sufrió

LAS PROVINCIAS

Hace pocos días saltaba la noticia de la detención de un hombre que acosaba a una conocida presentadora de televisión. La información era revelada por el programa 'Ya es mediodía', aunque no confirmaba quién había sufrido este acoso.

Ahora, la víctima ha decidido acabar con su silencio y contar todos los detalles del infierno que ha tenido que vivir durante dos años.

Es el caso de Marta Fernández, que aguantó todo ese tiempo el acoso de un desconocido, que llegó hasta a plantarse en su casa. El calvario de la periodista ha terminado con una orden de alejamiento del acosador y ha decidido abrirse y compartirlo este lunes en 'Espejo Público'.

El detenido, según ha explicado Fernández, era un fan de 44 años que utilizó las redes sociales para contactar con la periodista. Al principio, «eran mensajes raros, pero no preocupantes», explica la comunicadora. «Más inquietante si acaso la insistencia, porque eran bastante frecuentes», añade.

Según ha relatado en el programa conducido por Susana Griso, empezó a asustarse cuando «un día me envía una carta a mi domicilio particular con número de portal, piso y letra. Lo más alucinante es que mi acosador se identificaba. Había plasmado de su puño y letra su nombre y su dirección en el remite».

El contenido de las cartas era, como ha definido la presentadora, «delirante», pero el acoso fue más allá. Comenzó a acercarse a Marta físciamente, acudía a sus actos y se presentaba en su casa todos los días. «Era como estar prisionera en tu propia casa», ha confesado Fernández.

Tras aguantar esta situación un par de años, la periodista decidió acabar con este constante acoso y acudió a una comisaría madrileña a denunciarlo. Dado que el hombre se identificaba en las cartas y la periodista lo había visto en más de una ocasión, la detención por parte de los agentes fue de lo más rápida. Ahora, el acosador tiene una orden de alejamiento de 500 metros y no podrá comunicarse con Marta. No obstante, Fernández asegura que sigue teniendo miedo.

Más sobre el tema