«Grabar 'Velvet' es como andar en bici»

Javier Rey destaca la química especial con Marta Hazas en la serie. / movistar
Javier Rey destaca la química especial con Marta Hazas en la serie. / movistar

Javier Rey se despide de la serie de Movistar, que termina estas navidades.«Es imposible escoger entre Mateo y Sito Miñanco», dice

JULIÁN ALÍA

Javier Rey (Noya, La Coruña, 39 años) le ha dado el adiós definitivo a Mateo en 'Velvet', la serie que comenzó a emitirse en Antena 3, continuó en Movistar, como 'Velvet Colección', y que esta Navidad termina con un único episodio final, de hora y media de duración. Como una película de cine, género donde, por cierto, el actor también se ha prodigado mucho, sobre todo este año, al margen de sus anteriores series de éxito como 'Fariña'. De hecho, este verano se ha quedado sin vacaciones por el rodaje de 'El verano que vivimos', que cuenta «una gran historia de amor ambientada en los viñedos de Jerez». A ella se suma también 'El silencio de la ciudad blanca', donde Rey encarna a «un ertzaina con un carácter particular y un pasado bastante complicado que se ve envuelto en la investigación de una serie de crímenes que hay en Vitoria». Y más asesinatos hay además en 'Orígenes secretos', que terminó de rodar hace unos meses, y que mezcla géneros como el 'thriller' y el cómic.

- ¿Cómo ha sido volver a ponerse en la piel de Mateo y rodar de nuevo con Marta Hazas?

- Es como andar en bici. Hay mucha química. Las secuencias que hemos tenido Marta y yo, con todo lo que son nuestros personajes, con todo el pasado que tienen, de idas y venidas, es como que no hay mucho que pensar. Nuestros cuerpos van solos ya. Es maravilloso.

- Creadores y actores coinciden en que es un final muy 'Velvet', muy de cuento. ¿Le ha gustado?

- Yo creo que lo han clavado. Me gusta como está, pero no puedo contar cómo es, claro.

- En principio iba a ser una temporada completa, pero finalmente se redujo a un capítulo. ¿Cómo recibió la noticia?

- Fue una idea que surgió rápido, y yo creo que a nosotros, a todos en general, lo que nos pasa con 'Velvet' es que es como volver a casa por Navidad. Con lo cual, sean más capítulos o uno solo largo, formato peli o como se quiera llamar, siempre es una maravilla volver a coincidir con amigos tuyos, con los que has estado un montón de años... Yo recibí la noticia con muchísima alegría, porque tampoco hubo un gran momento de 'impasse'. No sé cómo funcionan esas cosas, pero daba la sensación de que lo tenían claro.

Agendas «de ministros»

- ¿Le da 'morriña' que termine la serie?

- Voy a echar de menos a mis compis, porque todos tienen unas agendas de ministros y es imposible verlos. Creo que estamos haciendo esto para vernos, de hecho. Afortunadamente, hay mucho talento y a la gente le va muy bien. Entonces, es muy complicado coincidir. Ahora que terminamos, creo que somos conscientes de lo que ha ocurrido aquí. Las cosas han sido fáciles, pero porque la gente era muy buena. Hemos aprendido todos muchísimo de todos, y no es fácil encontrar a gente así, un elenco tan potente, en un sitio tan potente, que salgan secuencias tan increíbles con relativa facilidad... Eso lo voy a echar muchísimo de menos.

- ¿Y cómo es este adiós definitivo a su personaje?

- Bueno, los anteriores también lo parecían. En realidad, yo ya me he despedido cuatro veces de la serie, con lo cual, a lo mejor no es la última. Ya veremos (risas).

- ¿Se queda con Mateo Ruiz Lagasca o con Sito Miñanco ('Fariña', de Antena 3)?

- Es imposible decidir. Son cosas distintas. Amo a los dos proyectos y no podría quedarme con uno. Me han marcado muchísimo ambos, y con ellos he aprendido muchísimo también. Siento con los dos que me voy siendo mejor actor que como entré. Es una fortuna.