David Broncano: «La gente tiene derecho a insultarme»

David Broncano: «La gente tiene derecho a insultarme»

David Broncano presenta 'La Resistencia',e l 'late late night' de Movistar. «Siempre hemos intentado apretar un poco las tuercas con la comedia»

JULIÁN ALÍA

Elegido por el público para portar el cetro de la comedia, al menos la que desconoce los límites, David Broncano (Santiago de Compostela, 34 años) es el presentador de 'La Resistencia', el programa que Movistar emite hoy a las 00.00 horas en #0, y que es conocido por no tener reparos a la hora de que su conductor pregunte a los invitados cuánto dinero tienen y cuántas relaciones sexuales han tenido en el último mes. El propio Broncano, cuyas entrevistas son casi tan difíciles de conseguir como las del presidente del Gobierno, del que dice que tiene «muy buen porte, buenas espaldas y buenos tobillos», comenta que es «una persona sin ilusiones ni esperanzas en la vida», y que con lo que pase tira «'p'alante'».

- ¿Le ha cambiado la vida presentar 'La Resistencia'?

- Bueno, me cambié de casa para vivir cerca de donde se graba el programa, que es en Gran Vía, para no tener que moverme tanto y para que no me multasen, que eso no lo he conseguido. Está guay porque ahora tengo acceso al carril bici de Carmena, que da justo a mi casa. Antes tenía que ir por la Castellana y tal, y ahora directamente puedo ir en bici en calzoncillos. Casi tengo la estación de BiciMAD en el ascensor.

- ¿Va a ser un problema cuando tenga que presentar un programa en directo y llegar a la hora?

- ¿Pero qué es esto de venir a insultarme? Hombre, yo soy un profesional que lleva años aquí haciendo programas sin faltar a ninguno.

- Suelen bromear con ello en el programa, e incluso a la presentación de Movistar Lite llegó el último...

- Bueno, llegué a las doce, a la hora a la que empezaba.

- Al igual que Piqué, ¿ha habido otros que se han autoinvitado a la 'La Resistencia'?

- Públicamente no lo sé. Lo de Piqué estuvo bien porque a veces los deportistas muy de élite, sobre todo los futbolistas y tal, tienen muchos reparos por venir a la tele, a un programa como este de bromas. Pero yo creo que estuvo bien, porque él vino y la gente se lo pasó bien, incluso los de la afición rival, y eso creo que ha abierto un poco el camino para otros. Sé que hay más gente de su rollo que igual ahora le apetece venir, porque saben que no pasa nada, que se lo pasan bien y ya está. Tampoco queremos hacer entrevistas a futbolistas cada día, pero es algo que hacemos con gusto.

Tirar de freno de mano

- ¿Hay alguna entrevista que se le está resistiendo?

- No me queda ninguna. De hecho, no sé quién viene cada día. Es algo que no está en mis manos, pero voy a decir Freddie Mercury. Se me está resistiendo esa.

- ¿Y que sea posible?

- Hombre, me gustaría entrevistar a... No, no se me está resistiendo ninguna. He tirado de freno de mano. Iba a decir una cosa, pero no puedo decirla. He entrado en la rotonda, pero me he ido por la primera salida derrapando.

- Se habla mucho de los límites del humor, pero ¿hubiese visto posible programas como 'La Resistencia' o 'La vida moderna' hace años?

- Es verdad que hay algún tipo de cosas que no se habían hecho durante un tiempo, y que ahora ha cambiado. Se dice siempre que la gente se ofende y se enfada mucho, pero yo creo que no influye tanto o que no debería influir que se enfaden en Twitter. Nosotros hemos intentado tanto en la tele como en la radio apretar siempre un poco las tuercas con la comedia y dar un paso más allá en muchas cosas. Y la gente lo ha recibido con gusto. También está en su derecho la gente de ahí de Extremadura de insultar, y pueden hacerlo. A mí me parece bien.

- ¿Alguna vez ha sentido que un invitado ha llegado 'perjudicado'?

- Por supuesto. Y a quien no, ya le obligamos. Tenemos en la entrada de 'La Resistencia' un cubo, como los de los caballos, con 'popper' y con bebidas alcohólicas. Está ahí abierto, y quien quiera consumir que meta la cabeza.

David Broncano