Eva Rojas: «Me veo reflejada en los niños»

Eva Rojas./
Eva Rojas.

Presenta 'La isla del héroe', el programa más visto del canal infantil Boing. «Hacer un formato así para televisión es un regalo»

JULIÁN ALÍAMadrid

A Eva Rojas le gusta decir que no es periodista sino «perioartista». Rojas, que estudio Ciencias de la Información y Bellas Artes, vuelve a ponerse al frente de 'La isla del héroe', el programa más visto del canal infantil Boing, que se graba en el embalse de El Burguillo (Ávila), donde los chavales participan en todo tipo de pruebas. La presentadora es tan polifacética que lo mismo redacta un informativo los fines de semana en La Sexta, que graba 'making offs' de series para AXN, que se rodea de niños, como hoy a las 20.10 horas, para presentar un concurso en el que el ganador consigue una vuelta al mundo con su familia.

-'La isla del héroe' es un programa muy distinto a lo que suele hacer en televisión.

-Los periodistas somos una especie que se adapta rápidamente a los cambios. En la tele, a veces hago información, y otras, entretenimiento. Estoy a caballo entre las dos cosas, y me gustan las dos, aunque siempre disfruto mucho más de este tipo de proyectos, porque están vivos. Tanto, como que hay un montón de niños, y entonces pasan cosas todo el rato. Al final, es un poco salir de lo que pasa habitualmente, de la actualidad, que normalmente está marcada por malas noticias. Hacer un formato para televisión de este estilo es un regalo.

-¿También será un regalo salir de la ciudad y trabajar en pleno campo?

-Sí. Yo vivo en el centro de Madrid y me encanta. Aunque soy de Logroño, ya casi me he convertido en una urbanita alfa, pero me descongestiona muchísimo el poder estar en rodajes fuera de Madrid.

-¿Le es complicado grabar con niños o se lo ponen fácil?

-Es muy fácil. Son niños que han pasado un 'casting' muy completo. El programa ha triunfado entre ellos y todos quieren venir. Saben a lo que vienen, se adaptan muy bien y te lo ponen todo muy fácil. De hecho, me resulta más fácil trabajar con niños que con adultos. Yo me veo reflejada en ellos. Un adulto es un niño que está obligado a elegir. Por suerte, en nosotros siempre habita ese niño que fuimos. Me he dado cuenta de que muchas veces las personas somos como éramos. Nos vamos moldeando, pero a la edad de los niños que concursan en este tipo de programas ya somos lo que seremos. Puliremos cosas, pero ya tenemos el carácter que vamos a tener.

-¿Le parece un público difícil?

-Yo creo que es un público muy agradecido. El programa es un caramelito para ellos, y aunque es un formato infantil, lo puede disfrutar cualquier adulto. A mí me pasó el año pasado, y este lo he hecho todavía más.

-¿Qué suele buscar cuando enciende la televisión?

-No sé si esta respuesta se suele escuchar, pero yo no soy muy ávida consumidora de televisión. Hice un par de años de Bellas Artes antes de estudiar Periodismo, porque me encanta la fotografía, la escritura, editar vídeos. De hecho, en mis perfiles de redes sociales me hago llamar 'perioartista' porque siento que hay un porcentaje en mí que también tiene esa necesidad de crear cosas. Y la televisión, creo que a base de trabajar en ella, ha llegado un momento en que la he dejado de necesitar. Sí que suelo ver los informativos, pero para la parte de entretenimiento suelo ser más de móvil, de contenido de internet o de redes sociales, de hacer fotos. o de estar con mis amigos, que, para el poco tiempo que tengo, tengo que priorizar. La parte de la tele ya la cubro cuando voy a trabajar.