Los turistas de la Ciudad de las Artes gastan 120 millones en ocio y cultura

Vista de la Ciudad de las Artes y las Ciencias. / reuters
Vista de la Ciudad de las Artes y las Ciencias. / reuters

El 60% de los visitantes considera esencial el complejo a la hora de decidirse por viajar hasta Valencia

L. GARCÉS VALENCIA.

Un paseo por la Ciudad de las Artes y las Ciencias deja claro que no son pocos los turistas que no quieren perderse este enclave de la Valencia moderna que ayer el secretario autonómico de Turismo, Francesc Colomer, calificó de «icono internacional desde el prisma del turismo».

Los visitantes que llegaron al complejo atraídos por sus actividades, según los datos de un informe del Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (IVIE), generaron en 2017 un gasto de 120 millones de euros en lo que se refiere al turismo «de ocio y cultura», como apuntó Joaquín Maudos, director adjunto del IVIE. Ahí se incluye alojamiento, transporte o alimentación en la ciudad. Y hay otro perfil de turista, el de negocios, de cuya presencia en la capital del Turia se deriva un gasto de 13,1 millones de euros.

Las instalaciones que tantas críticas generó la oposición durante la etapa del gobierno anterior, recibieron ayer de Colomer, la consideración de «pieza fundamental para el prestigio y desarrollo económico de esta autonomía». El secretario autonómico, que se pronunció en este sentido durante la presentación del documento, recordó que la instalación «es obra del pueblo».

El informe señala que la actividad del complejo tuvo en 2017 un impacto económico de 111 millones de euros sobre la renta (PIB), la producción (ventas) y el empleo de la Comunitat Valenciana y permitió mantener 3.461 puestos de trabajo a tiempo completo.

También revela que el gasto total de funcionamiento fue de 50,9 millones y según Maudos, «por cada euro que cuesta de mantener, hay 2,2 euros de renta».

En el apartado del gasto turístico, el estudio presenta detalles que hablan de que en torno al 64% de quienes se acercaron a estas instalaciones decidieron comprar billete para viajar a Valencia impulsados por la atracción que en ellos despiertan los edificios que un día levantó Santiago Calatrava. Para un 37% de los encuestados jugó un papel «muy importante» y para el 26,7% «bastante importante».

Los 120 millones que desembolsa el turismo atraído por el complejo recogen cuánto se gasta en hoteles, alimentación, tiendas, actividades de ocio, entre otros factores, como se refleja en el estudio.

Joaquín Maudos fue el encargado de presentar un retrato en el que se refleja el perfil de un viajero cuyo gasto medio diario es de 98,5 euros. Si llegó de cualquier punto de España, de su bolsillo salieron 93 euros cada día. Si vino de otro país la cantidad se eleva a 106 euros.

No de todas las cartederas salió el mismo dinero. El reparto del total varía según la procedencia de los turistas. 16,7 millones los generaron visitantes de la Comunitat Valenciana, 48 llegaron del resto de España y 55,5 de quienes viajaron desde otros países.

Tampoco todos los espacios reciben los mismos visitantes. Cada uno tiene sus preferencias, que a la hora de sacar cuentas aparecen retratadas en el balance. L'Oceanogràfic apunta el mejor resultado. Los turistas que prefirieron este centro se dejaron el año pasado 76,3 millones en la ciudad. Los que eligieron el Museo Príncipe Felipe, 28,6; aquellos cuyo gusto les llevó a l'Hemisfèric, 12,6; y quienes prefirieron el Palau de les Arts, 2,7 millones.

Es el primer documento de estas características que se ha realizado desde 2010. Pero los datos que encierra no pueden compararse con los anteriores, pues tal como señaló Maudos, ahora «la economía productiva de la Comunitat no es la misma».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos