'Turandot', la ópera más vista en todas las pretemporadas del Palau de les Arts

'Turandot', de Puccini, abrió la pretemporada de Les Arts. / lp
'Turandot', de Puccini, abrió la pretemporada de Les Arts. / lp

La producción, que se reponía por cuarta vez en el coliseo valenciano, concentra a más de ocho mil espectadores

REDACCIÓN

'Turandot', de Puccini, se ha convertido en el título de ópera más visto en las cuatro pretemporadas con precios populares del Palau de Les Arts. En total, 8.376 espectadores han disfrutado de este espectáculo, por primera vez con entradas entre siete y 50 euros

La reposición del montaje ha superado el 99% del aforo de la sala Principal del coliseo en sus seis representaciones dedicadas a la memoria de la soprano Montserrat Caballé, fallecida el pasado 6 de octubre. En concreto, la ópera ha alcanzado una media del 99,15% de ocupación, con lo que ha superado los registros de otros títulos líricos de anteriores pretemporadas como 'La Bohème', también de Puccini (98,6%); 'L'elisir d'amore', de Donizetti (87,2%), o 'Madama Butterfly', de nuevo con el sello de Puccini (99%).

Se trata de un drama lírico dividido en tres actos, con puesta en escena del afamado cineasta Chen Kaige. A un mes de su estreno, el pasado 17 de octubre, ya había colgado el cartel de localidades agotadas para todas sus representaciones. Esta era la cuarta ocasión en la que el enclave cultural programaba 'Turandot'. La ópera ha estado dirigida por el maestro Alpesh Chauhan y la dirección de escena corrió a cargo de Chen Kaige.

Esta es una buena noticia para un montaje que, sin embargo, no empezó con buen pie. Apenas tres días después de estrenarse, ya sufrió su primera baja. La soprano Jennifer Wilson cantó en el papel protagonista, uno de los roles más conocidos de la historia del 'bel canto'. La actuación de la artista estaounidense recibió abucheos por parte del público que acudió a Les Arts el pasado 17 de octubre. No volvió a repetir más. El coliseo anunció que la intérprete no iba a cantar más y lo atribuyó a motivos médicos. No obstante, la soprano colgó unas líneas en sus redes sociales en las que no mencionaba nada relacionado su estado de salud. Es más, sus palabras sonaban a una despedida de Valencia.