El 'Tirant' se sube a las tablas

Eva Zapico, Paula Llorens y Helena Pimienta./J. Signes
Eva Zapico, Paula Llorens y Helena Pimienta. / J. Signes

La adaptación teatral de la novela caballeresca de Martorell fija la mirada en la mujer

Laura Garcés
LAURA GARCÉSValencia

Los avatares que acompañan a Tirant lo Blanch y a Carmesina en la novela de caballería que en el siglo XV dio Joanot Martorell a la literatura valenciana se suben a las tablas. Lo hacen en el Rialto de la mano de una coproducción del Instituto Valenciano de Cultura (IVC) y la Compañía Nacional de Teatro Clásico bajo la dirección de Eva Zapico a partir del texto adaptado por Paula Llorens.

Sobre el escenario se representará, desde mañana y hasta el 10 de marzo, un 'Tirant' que pone el foco en el personaje de Carmesina, en la mirada femenina. La obra llama al espectador del siglo XXI a descubrir que Martorell en el XV «pudo entrar en la mente de una mujer y empatizar», destacó Paula Llorens durante la presentación que tuvo lugar ayer. Al acto también asistieron la directora de la Compañía Nacional, Helena Pimienta, y la directora del espectáculo.

Las valencianas Llorens y Zapico se mostraron fascinadas por cómo Martorell representó a sus personajes femeninos con complejidad psicológica y conflictos internos todavía relevantes hoy. Son las circunstancias que conceden a la obra la universalidad que la hace actual, además de estar cargada de una humanidad que también la convierte en propia de cualquier tiempo y, por tanto, atractiva hoy.

Una coproducción de Cultura y la Compañía Nacional de Teatro Clásico se representa a partir de mañana en el Rialto para viajar después a Madrid y otros destinos

Las heridas de la guerra y las del amor llegan a escena con respeto «máximo» a la lengua del siglo XV, expuso Llorens. Sube a las tablas una apuesta por el teatro físico con una mezcla de escenas fantásticas, hechos históricos, estrategias militares, episodios eróticos y toques de humor. Son los vehículos escogidos para contar que «sigue habiendo Carmesinas», detalló Llorens, quien, además especificó que la condición «inabarcable» de la novela la llevó a centrarse en los personajes, la sexualidad y la muerte. Se descubre que mientras los hombres luchan en las guerras, las mujeres tratan de burlar la represión sexual. Tras las funciones en el Rialto partirá al Tirso de Molina de Madrid la adaptación en castellano. La obra visitará también Sagunto, Almussafes, Alicante y Castellón.

El IVC extiende la actividad del Rialto a su cafetería con poesía, tertulias, música y arte con el programa 'Habitem el Café Rialto', como anunció el director adjunto de Artes Escénicas, Roberto García. Entre las actuaciones musicales previstas se incluyen Las Reinas Magas, Insomnia Music Band y Barrejat.

 

Fotos

Vídeos