«En el terreno cultural no se habla de los valencianos, no contamos»

Nassio Bayarri, durante la presentación de la exposición./ JUAN J. MONZÓ
Nassio Bayarri, durante la presentación de la exposición. / JUAN J. MONZÓ

El artista, que expone en el González Martí, lamenta que la conselleria tiene «los museos dejados de la mano de Dios»

Laura Garcés
LAURA GARCÉSVALENCIA

Nassio Bayarri, uno de los creadores del grupo Parpalló, inauguró ayer la exposición 'De lo cotidiano a lo fantástico', una muestra que permanecerá abierta hasta el 15 de septiembre en el Museo de Cerámica González Martí. Piezas cerámicas, dibujos y esculturas ponen ante los ojos del público un apasionante recorrido por los últimos años del trabajo de un creador que cerca de cumplir los 88 años sigue a pie de obra en el estudio. Durante la presentación de la muestra habló de aspectos de la situación cultural valenciana y en conversación con LAS PROVINCIAS revisó otras realidades vinculadas a la vida artística de la capital del Turia, además de hablar de claves de su trayectoria.

–¿Qué relato nos ofrece con esta exposición?

–Muestro aquello que hago en mi intimidad. Yo no lo quiero para mí solo, sino para exponerlo. El relato siempre es lo mismo, la fantasía hecha realidad.

–¿Por qué expone en este museo que es del Estado?

–La gente sabe quién es quién en Valencia y pensé que alguien diría ¡che! ahora que hemos cambiado Nassio no ha expuesto, pero aquí o te mueves o te mueres.

–Sigue en la teoría 'cosmoista' ¿qué ha querido transmitir siempre con ese planteamiento.

–Creo en otra vida. No somos gallinas, perros o gatos que no piensan. El hombre tiene un pensamiento.

–¿Cree en la vida extraterrestre?

–Claro. Si no ¿qué? Transpórtate conmigo: ¿qué es el cosmos, qué es esto de que viene el verano y hace calor, qué es esta bolita, qué hacemos aquí. El sol es una antorcha, la luz un planeta encendido que dura millones de años. ¿Qué misterio es este? ¿Quién puede hacerlo y mantener el cosmos?¿Cuándo se ha hecho?

–¿Negación o búsqueda de Dios?

–Es una teoría buscando la vida.

–¿Qué le parece la actividad museística de Valencia, qué pasa?

–¿Qué pasa con Valencia que no sale, que hay que ir a Madrid o Barcelona, que nadie dice nada, que en una subasta nadie gasta?.

–¿En el terreno cultural cómo ve a la Comunitat?

–Las exposiciones no venden, las galerías se van y los críticos no dicen nada que rabie, que digan que está ocurriendo en Valencia. No habla Madrid de nosotros, no les importa nada. No contamos y hay que contar, vamos a hacer lo que sea, vamos a armar más follón que Cataluña.

–¿Qué le parece Calatrava?

–Profeta en su tierra. Pero no lo hace mal, ahí está. Me acuerdo cuando estaba en Madrid me preguntaban ?qué tal el Miguelete? ¿Qué tal la Lonja? No teníamos nada más. Y aparece Santiago Calatrava y ahí está. A ver si ahora los de Madrid ya no dicen ¿qué pasa en Valencia? Se han asustado de lo que podemos hacer si queremos.

–¿Qué sucede en el Museo de Bellas Artes,?

–Si quieres ser Papa póntelo en la cabeza. Lo que ocurre es que la gente piensa con el cuerpo y se olvida del alma. Dicen que el cuerpo es la cárcel del alma, ahora es al revés y si la gente no tiene espíritu para pensar que hay una cultura, vamos mal.

–¿En el Círculo de Bellas Artes –del que era vicepresidente– qué ha sucedido para llegar a su disolución? ¿Cultura les ha dejado de lado?

–Despreocupación. No hay entidad cultural que no esté protegida por los gobiernos. Y si no, no hay sociedad. No trabajamos para hacer negocio.

–¿Qué valoración hace de la política de la Conselleria y el Ayuntamiento respecto a los museos?

–No hay una preocupación. Falta pensar sobre las cosas que hay en Valencia. Tenemos la segunda pinacoteca de España y mil cosas. ¿Qué pasa, que se gastan el dinero en otras cosas? El Círculo se ha ido porque no tenía una perra. La institución no es de nadie, es de Valencia. No saben lo que tienen.

–¿La Conselleria no sabe lo que tiene?

–Qué va a saber, si deja hundirse todo el arte. Aquí no se hace nada.

–¿Los museos están abandonados?

–Sí, como dejados de la mano de Dios.

–¿Cómo ve la programación del IVAM y del Centro del Carmen?

–Para estudiar.

–Nassio, con sus esculturas, forma parte del paisaje urbano de Valencia. ¿Cómo se encuentra la ciudad desde el punto de vista estético?

–Sucia, abandonada. Volvemos a lo mismo. No se piensa. ¿Por qué no quieren pensar? Aunque sea de derechas si es estupendo llámalo, si es de izquierdas llámalo. Busca una solución. No te quedes ahí con la ideología de que esto es lo mejor.

–Con anteriores gobiernos usted tuvo reconocimientos y realizó bastantes trabajos para el Ayuntamiento. ¿Eso significa algo?

–Con el PSOE lo hice y con el PP también. Y eso no me lo perdonarán. Yo no tengo que mirar color.

–¿Está de acuerdo con el independentismo y con el catalanismo?

–No. Yo, como Blasco Ibáñez, no. Todo eso es secundario. No puede ser. Hemos de ser internacionales. No quiero ir contra Valencia.

–¿Cómo ve a la juventud?

–Estamos en un momento de cambio para el que se necesita una juventud que arriesgue. Son necesarias nuevas generaciones cultas. La juventud es divina, graciosa, valiente, ensucia las calles con el botellón, chilla quiere vivir el momento, pero cuando aparece un chaval pensativo es un genio, y aparecen.