Josep María Pou, Bernat Quintana y Miranda Gas llevan 'Viejo amigo Cicerón' a Sagunt a Escena

José María Pou en la obra 'Viejo amigo Cicerón'. /LP
José María Pou en la obra 'Viejo amigo Cicerón'. / LP

EP

valencia. El festival Sagunt a Escena continúa con sus representaciones en el Teatro Romano. Esta vez será con la representación de obra 'Viejo amigo Cicerón', una coproducción del Teatro Romea y el Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida, un texto contemporáneo de Ernesto Caballero, dirigido por Mario Gas y protagonizada por Josep María Pou, Bernat Quintana y Miranda Gas.

El objetivo de los tres intérpretes en esta función es conseguir acercar al público de hoy a esta figura «tan controvertida como colosal, cuyas reflexiones continúan, dos mil años después, removiendo conciencias». La obra busca que «unos hechos del pasado nos interroguen sobre nuestro presente, esa es la tarea del teatro», señaló la Generalitat en un comunicado.

'Viejo amigo Cicerón' es una obra centrada en la figura del célebre orador romano, protagonista destacado de las intensas luchas y violentas transformaciones acaecidas en el siglo primero anterior a nuestra era en Roma. Por su parte, Cicerón personifica la imagen de la integridad moral de quien mantiene la coherencia de sus convicciones políticas aun en las circunstancias más adversas.

Marco Tulio Cicerón se presenta, pues, como un político «excepcional» en medio de un mundo de mezquinas ambiciones personales, deslealtades y pequeños enredos tan propios de la vida pública de entonces. Político, jurista, orador, filósofo, divulgador, el personaje podría encarnar la máxima de Terencio: nada humano le era ajeno.

En cualquier caso, la propuesta que se representará en Sagunt a Escena participa de características propias del mundo del hombre y la mujer de nuestros días. Tanto es así que en el texto hay expresiones próximas al lenguaje conciso y coloquial de nuestro tiempo en una obra cuya principal intención es, a la manera de Cicerón, suscitar el debate cívico de nuestro momento histórico, tan inquietantemente parecido al que vivió Marco Tulio Cicerón.

Le acompañan en este viaje fascinante su secretario incondicional, Tirón, y su estimada hija, Tulia.