Quique Dacosta estalla contra Ribó por un contenedor de obra frente al restaurante Llisa Negra

El contenedor de obra situado justo frente al restaurante Llisa Negra, ayer en la calle Pascual y Genís de Valencia. /Juanjo Monzó
El contenedor de obra situado justo frente al restaurante Llisa Negra, ayer en la calle Pascual y Genís de Valencia. / Juanjo Monzó

El Ayuntamiento ordena mover el recipiente a la esquina de Pascual y Genís con Correos tras las protestas del cocinero en una red social

ÁLEX SERRANOValencia

El Ayuntamiento de Valencia pidió ayer a los encargados de una obra en la calle Pascual y Genís que movieran un contenedor de obra situado en la acera contraria a donde se están efectuando los trabajos. Se da la circunstancia de que el recipiente se encuentra justo frente al restaurante Llisa Negra, del chef valenciano Quique Dacosta, que el martes por la noche protestó en una red social por la ubicación del contenedor.

«Veo cómo desde el día que han plantado el contenedor, mis clientes, con razón, no vienen (parece que estamos cerrados con eso delante)», señaló el cocinero. Este diario se puso en contacto con Dacosta para, entre otras cosas, preguntar desde cuándo estaba instalado el contenedor frente a su restaurante, pero su equipo declinó hacer más declaraciones.

Según relató el chef, el recipiente se instaló con motivo de una obra de reforma que se lleva a cabo en un edificio situado en la acera de enfrente de su local y está previsto que continúe allí durante tres meses. El cajón se ubicó en su acera, junto al ventanal de su restaurante. Dacosta pidió el traslado a otro lugar de la calle que no afecte al funcionamiento de los comercios y no suponga, además, un problema de seguridad laboral «para los obreros que trabajan en la reforma, que deben cruzar la calle, sin paso de peatones».

Parte del enfado de Dacosta tiene que ver también con su intento de poner solución a este problema por los cauces debidos: «Y no he logrado nada». El conocido chef se puso en contacto con el alcalde de Valencia, Joan Ribó, para exponerle posibles soluciones: «'No se puede encargar de esas cosas', dice el señor alcalde. Pero si no te encargas de los problemas de tus vecinos y además en este caso emblemas de tu ciudad, ¿de qué te encargas?», se preguntó indignado el chef. Dacosta desveló que lleva meses «aguantando la mala gestión de las basuras de la calle», posiblemente en referencia a un contenedor de deshechos instalado en la misma puerta de su restaurante, uno de los reclamos gastronómicos de la ciudad de Valencia.

Por todo ello, Dacosta, que denunció la situación «como cualquiera de mis vecinos de la ciudad», pidió «un poco de sentido común a la hora de aplicar la normativa municipal», tanto por parte del Ayuntamiento como de la Policía Local.

Tras el revuelo generado, y una vez que había trascendido a los medios de comunicación, el Ayuntamiento de Valencia desveló ayer que han pedido a los encargados de la obra en Pascual y Genís que trasladen el contenedor. Fuentes municipales confirmaron que, aunque fue el propio Dacosta quien, según ellos, retiró los bolardos de la acera para poder ubicar el contenedor cuando hizo la obra de su restaurante, entienden que la ubicación «puede no ser la ideal», por lo que han pedido el traslado del mismo, que se instalará en la esquina de Pascual y Genís con Correos. En concreto, según fuentes de la obra de la que depende el contenedor, se trasladará a su nueva ubicación mañana.

Contenedor frente al ventanal de Llisa Negra / J. J. Monzó

Nueve meses de vida

El Llisa Negra abrió sus puertas el pasado mes de noviembre, tras meses de obras. Se trata del cuarto restaurante en Valencia, el quinto en la Comunitat y el sexto en todo el mundo obra del cocinero valenciano, que ya tiene tres estrellas Michelín, lo que le convierte en uno de los chefs más laureados de la Comunitat y un auténtico reclamo para la ciudad.

Las frases de Quique Dacosta

«Veo cómo, desde que plantaron el contenedor,
mis clientes (con razón) no vienen»
«Si el alcalde no se encarga de los problemas de los vecinos de su ciudad,
¿de qué se encarga?»
«Llevo meses aguantando la mala gestión
de las basuras de la calle y ya me he cansado»
«¿No hay nadie en la administración
que tenga sentido común a la hora de aplicar la normativa?»

El de Pascual y Genís es un restaurante grande para los estándares de la alta cocina. En él caben sesenta personas en el comedor y cincuenta más en una sala para eventos. Además ofrece la exclusiva mesa de catas y degustación Krug. Con esta propuesta Dacosta quería brindar al público la oportunidad de degustar el producto en su máxima esencia y autenticidad. En este sentido, la parrilla, las brasas o el fuego directo cobran un absoluto protagonismo, buscando los puntos de cocción precisos y jugando con los matices.

El Llisa Negra es un restaurante cómplice de las lonjas con las que el cocinero lleva ya años trabajando en sus otros establecimientos. La Lonja de Dénia, de donde no pueden faltar las gambas, las quisquillas o las cigalas; y otras lonjas nacionales de la Costa Brava o de Andalucía enriquecerán la oferta. Además de los pescados y mariscos tienen protagonismo las carnes, de diferentes razas, así como los arroces y los guisos. Con este local, Dacosta transporta Valencia su pasión por la sal, incluyendo en la carta los salazones, que durante 2018 fueron un auténtico éxito en su restaurante 3 estrellas Michelin ubicado en Dénia.

El Ayuntamiento insiste en que Dacosta instaló en ese mismo punto su contenedor de obra

El recipiente se ha ubicado en la acera contraria a donde se está reformando un local