El Patriarca completa la restauración de sus tapices

ALBA MARTÍNEZ

valencia. Las dos últimas piezas de la colección de tapices del Colegio del Patriarca regresaron ayer a la institución después de un proceso de intervención de cinco años. Se trata de una serie de seis paños de grandes dimensiones de principios del siglo XVI donadas por San Juan de Ribera. Tras la restauración de 'La gula y la lujuria' y 'Escenas de la vida de Salomón', Iberdrola y la Real Fábrica de Tapices han concluido con la rehabilitación de las joyas que la institución atesoraba y para la que necesitaba manos de expertos que les pudieran devolver su antiguo esplendor.

Las piezas presentaban «una gran acumulación de suciedad en el tejido, acartonamiento de las fibras, deterioros de tramas, tanto de seda como de lana, roturas de tejido y restauraciones anteriores que camuflaban los deterioros», según explicaba el comunicado emitido por Iberdrola.

El proceso de rehabilitación, financiado por la empresa eléctrica y realizado por los operarios de la Real Fábrica de Tapices, se inició con el desmontaje y traslado de las obras a Madrid. Seguidamente, se documentaron y estudiaron cada una de las piezas y, finalmente, se procedió a la eliminación de restauraciones anteriores y a un lavado de inmersión. Además, se forró el tapiz y se ha acoplado un sistema de suspensión para repartir el peso por todo el soporte y evitar la existencia de puntos críticos de tensión.

Las obras, expuestas en la Capilla del Monumento del Museo del Patriarca, a excepción de los dos últimos, pertenecen a la época de esplendor de las manufacturas flamencas. Para su mejor conservación, Iberdrola también ha sustituido el sistema de iluminación de esta sala.

Fotos

Vídeos