«Hay una parálisis total y no son conscientes»

«Hay una parálisis total, no se contesta a los expedientes ni a las reclamaciones del Síndic. No sabemos a quien recurrir. Es todo un desastre», señala César Guardeño, responsable de esta entidad. Es crítico con la lucha de poder entre los distintos partidos que conforman el Consell y que ha hecho que Presidencia asuma las competencias de Cultura y Patrimonio. «Cada día de inoperancia es un día perdido y no son conscientes del problema que supone», afirma antes de denunciar que la separación de estas áreas de la conselleria afecta al usuario. «El perjudicado es siempre el ciudadano, que al final ve una Administración tan sobredimensionada que no sabe donde acudir», señala.