El MuVIM da por fin utilidad a la pérgola acristalada tras medio año cerrada

La pérgola acristalada lleva meses montada y sin uso en la explanada del MuVIM. / damián torres
La pérgola acristalada lleva meses montada y sin uso en la explanada del MuVIM. / damián torres

La falta de licencia impidió que la estructura se inaugurase el pasado mes de mayo

NOELIA CAMACHO VALENCIA.

Cerca de medio año llevaba la pérgola acristalada del MuVIM sin uso. Fue el mes de mayo pasado cuando la estructura metálica situada a las afueras del centro cultural, que tuvo un coste de construcción de 11.000 euros, iba a inaugurarse. Lo iba a hacer con la performance 'Dreams & Nightmares', una propuesta sobre los refugiados a cargo de Dimitri de Perrot. Pero no pudo realizarse en el espacio. La instalación no tenía licencia, aseguraron fuentes consultadas por LAS PROVINCIAS. Desde entonces, la pérgola no había sido usada. Un hecho que, por fin, cambiará la próxima semana.

La exposición 'Hipermnesia vaga, imprecisa o aleatoria', de Noé Bermejo, será el primer proyecto que pueda ver en esta estructura. Tal y como adelantó este periódico, el creador, junto a Francis Montesinos y José Mora será uno de los autores que den vida al espacio con sus propuestas.

Parece que los problemas para utilizar ese esqueleto metálico en el exterior del museo, que ha estado todo este tiempo a la vista de cualquier visitante se han solucionado. Tanto que, el próximo miércoles, el proyecto de Bermejo permitirá al público que se acerque al centro de la calle Quevedo disfrutar de una muestra que, según la página web del MuVIM, «es una inflexión sobre la identidad, y una escena más de un 'work in progress' en torno a la memoria, el recuerdo y el olvido».

La exposición de Noé Bermejo será el primer proyecto que acoja la instalación El espacio, que tuvo un coste de 11.000 euros, no se ha desmontado en todo este tiempo

Según el museo, «el artista reflexiona sobre los límites de la memoria, y las fronteras entre ficción y realidad de nuestros propios recuerdos». Para ello, ha utilizado una estructura de metacrilato en forma de engrama -representación gráfica de las conexiones neuronales que se suceden al evocar un recuerdo- en la que se sostienen toda una colección de marcos de fotografía vacíos, espejos, receptáculos y material fotosensible, anuncian desde el centro de la calle Quevedo. Con todos estos elementos, se crea «un evocador y desconcertante juego de luces y sombras, presencias y ausencias, que habla de la fragilidad de los recuerdos y de lo delicado de nuestra identidad, y nuestro propio archivo vital. Esta «obra en construcción», como la califican sus responsables, forma parte del proyecto 'Memoria, Recuerdo, Olvido', donde el artista acumula más de 500 portarretratos.

Cuando se anunció la instalación de este espacio, los responsables del museo aseguraron que iba a encaminada en la idea de «acercar la cultura a la calle». Ahora habrá que esperar sólo unos días para descubrir como interactúan las propuestas artísticas y creativas con este cubo de metal y cristal. Después de la muestra de Bermejo, el MuVIM tiene previsto que el espacio sea ocupado con otros proyectos como los de José Mora y Francis Montesinos.

Mientras llega la inauguración de la pérgola, la actividad artística se sucede dentro del centro cultural. 'Belleza y juventud. Esclavitud contemporánea' o 'Retalls tipográfics' son dos de las exhibiciones temporales que aún se mantienen en la oferta del centro de la calle Quevedo.

También 'Refugios', un proyecto que recoge una selección de la reciente producción de la artista Tetê de Alencar, que encierra miniaturas preciosistas de árboles y otros elementos altamente simbólicos para el mundo femenino en elegantes estuches de joyas victorianos y eduardianos. Asimismo, el museo estrenará otra exhibición el 11 de noviembre. 'Mujeres valientes', de la artista valenciana Maribel Domènech se podrá ver en la vidriera del 'hall' del MuVIM.

Además, aquellos que lo deseen pueden acercase a la exposición permanente del centro, 'La aventura del pensamiento', que por medio de 15 salas el recorrido histórico de las ideas que van desde el teocentrismo de la Edad Media, pasando por el ideal de la razón de la Ilustración, hasta concluir en el desarrollo de la ciencia actual. Se puede realizar en cuatro idioma: valenciano, castellano, francés e inglés.

Más

 

Fotos

Vídeos