El MuVIM se desdibuja en otoño

El Cubo, espacio donde siguen las exposiciones. /IRENE MARSILLA
El Cubo, espacio donde siguen las exposiciones. / IRENE MARSILLA

El museo cierra por reforma y sólo ofrece actividad expositiva en el Cubo

Laura Garcés
LAURA GARCÉSValencia

El MuVIM cierra por reformas. Inicia unas obras que se extenderán al menos cuatro meses. Con ello se desdibuja un espacio cultural de la ciudad durante el otoño que se acerca. Los trabajos destinados a la mejora del sistema de climatización, empiezan la semana que viene, si bien ya están en marcha algunos preparativos y con ello el museo se queda sin exposiciones.

Se salva la actividad en el Cubo. En el edificio central sólo es posible acercarse para conocer la maqueta del pare Tosca que se encuentra en el verstíbulo, como confirmaron ayer a LAS PROVINCIAS fuentes próximas al MuVIM.

Desde que comenzó este mes el programa no ha incluido nuevas exhibiciones, la página del museo en internet permite comprobar que la agenda no hay anuncios para próximas fechas. Además, la programación del centro se verá alterada obligando incluso a trasladar exposiciones a otros espacios de la ciudad.

La muestra permanente 'La aventura del saber' sufrirá las consecuencias del cierre. Para esta exhibición, que suele recibir visitas de escolares, este mes no se admiten reservas. Está previsto que en octubre pueda recuperarse la posibilidad de concertar visita, pero será el ritmo de las obras y los espacios a los que vayan afectando los que determinarán que sea posible que el público concierte un recorrido.

En estos momentos en el Cubo sigue abierta al público la muestra 'Involució' de la artista María Gómez. Esta propuesta, que se abrió al público el pasado 11 de julio, se podrá visitar hasta el próximo día 29.

Acometer obras en los sistemas de aire acondicionado no es la única intervención que tiene pendiente la Diputación de Valencia en las instalaciones museísticas de la calle Guilem de Castro. La institución provincial, titular de la gestión del espacio, todavía tiene pendiente cubrir el servicio de librería y cafetería que el centro ha perdido este año.

Se trata de dos servicios que no dependen directamente de los responsables de la gestión del museo, sino de otras áreas de la Diputación de Valencia. Su adjudicación, como apuntaron en julio desde la dirección del MuVIM, «cumple escrupulosamente con la normativa, que entraña plazos de ejecución largos».

No hay cafetería, desapareció la librería y las obras cierran las puertas al público. En medio de este escenario se encuentra el MuVIM justo en el ejercicio que cumple 18 años.

Fue el pasado 2 de julio cuando alcanzó la mayoría de edad, efeméride que pasó desapercibida en tanto que no mereció programación especial; tampoco actividad alguna concebida como celebración del significativo cumpleaños. Sólo un vídeo compartido a través de las redes sociales se detuvo en el acontecimiento.

Cuando a principios del verano se anunció la intervención prevista y el cierre de las instalaciones, desde el MuVIM apuntaron que no había imperativo institucional con para plantearse la celebración del 18 aniversario. Apostaron por «los 25 años» como el momento idóneo para diseñar una programación específica.