El huracán David Guetta arrasa Cullera

David Guetta, ayer, en el escenario del Medusa Festival de Cullera. / pedro namasté
David Guetta, ayer, en el escenario del Medusa Festival de Cullera. / pedro namasté

El dj francés revoluciona el Medusa Festival, que concluye la edición más multitudinaria de su historia | El festival se consolida como referencia musical del verano tras recibir a cerca de 300.000 asistentes pese a la lluvia y el viento

TAMARA VILLENA VALENCIA.

Ni el viento pudo evitar el cierre por todo lo alto en la última jornada del Medusa Sunbeach. David Guetta puso el broche de oro a la quinta edición del festival, despejando las dudas sobre su actuación tras el desplante en Santander. El temporal comenzó a complicarse a media tarde, con fuertes rachas de viento y nubes que hacían temer por la cancelación del concierto del reconocido artista. Aún así, el dj francés salió al escenario e hizo bailar a ritmo de dance a los miles de 'meduseros' que desde primera hora de la tarde comenzaron a acercarse al recinto para hacerse con el mejor sitio posible. «Hoy me he venido un poco antes para verlo más de cerca, aunque con este viene no sé si llegará a salir», asegura la asistente Lara Gómez. «Da igual el viento, como seguro que se llena 'a tope' hemos venido antes, así nos vamos metiendo en el ambiente», declara Mateo Alcalá, otro de los seguidores que acude a Cullera para disfrutar de la música tecno.

A pesar del temporal, un ir y venir de 'meduseros' invadieron anoche el recinto para vivir en directo la magia de Guetta, que le avala como uno de los dj's más importantes a nivel mundial. El artista francés dio el 'play' a la música y comenzó su actuación en la Comunitat con puntualidad y sin contratiempos: «Let's go Medusa» fue la señal de salida a una hora y media de sus mejores éxitos. 'Like I Do' fue el tema encargado de abrir su actuación, al que siguieron los éxitos 'Titanium', 'LYNX' e 'In the name of love', entre el resto del repertorio que pinchó el dj. El concierto comenzó a las 21,30 horas, según lo previsto, sin retraso ni incidentes a pesar del violento aire que azotaba la zona y al cierre de esta edición no había concluido. Guetta, a diferencia de en Santander, cumplió con Cullera y despejó así una de las grandes incógnitas que planeaban sobre el festival desde la incorporación del parisino al cartel, tras la repentina cancelación de su anterior concierto en España el pasado julio.

Además del francés, la noche final estuvo ambientada por otros dj's como Angemi, Wolfpack, Headhunterz o Adam Beyer, que lograron que el ritmo no parase hasta las 09.00 horas de la madrugada.

Para muchos de los asistentes, Guetta era la estrella indiscutible del cartel entre todos los artistas del festival: «Yo me compré la entrada por él, y por la fiesta claro», reconoce Jaume Parra, otro de los asistentes. Sin embargo, para otros Guetta destacaba en el cartel del domingo pero las estrellas eran Carl Cox, Alessio o Marshmello: «Guetta 'mola', pero para mí los mejores fueron Marshmello y Alesso, aunque lloviera», asegura Víctor Cebrián. «Carl Cox es el que más me gustaba de todos», reconoce Lucía Santos.

Aunque para gustos colores, lo que es evidente es el ritmo imparable al que crece el festival, que ha logrado poner de nuevo a la Comunitat en el mapa de referentes en música electrónica. Un hecho que perciben hasta los propios asistentes: «Se nota que se ha ido mejorando el festival, ahora traen a gente más 'guay' y famosa», añade Alcalá. A pesar de la mejora del cartel, algunos de los asistentes consideran que la organización interna del festival podría mejorarse: «Hay que hacer mil colas y no explican nada. Las duchas no van en el camping y los baños ahí dan asco, se limpian poco y muy por encima -asegura Inés Sese-. Pero en cambio, la seguridad bien«, afirma la 'medusera' alojada en la zona de acampada Glamping.

«Vine el año pasado, pero este ha sido bastante mejor», destaca Alcalá sobre el evento. El Medusa despide su quinta edición con un total aproximado de «300.000 asistentes», según la organización, más de 60.000 por día. Un récord de asistencia que tratarán de superar con el cartel del próximo 2019.

Fotos

Vídeos