«No comparto el independentismo. Juntos hacemos más

El cantante Raphael. /EFE
El cantante Raphael. / EFE

«Aún está lejos el día que deje los escenarios», asegura el artista, que actuará a partir del 12 junio en el Palau de Les Arts

Laura Garcés
LAURA GARCÉSValencia

El artista Raphael regresa a Valencia. El cantante, que asegura que al menos en 58 ocasiones –más o menos los años de su carrera– ha actuado en la capital del Turia, llega con su espectáculo 'Resinphónico', un trabajo que define como lo «mejor» que ha hecho y con el que acerca al público una combinación de la música sinfónica con la electrónica. Actuará en el Palau de les Arts los próximos días 12, 13, 14 y 15. En conversación con LASPROVINCIAS ofrece algunos detalles de su trabajo y aclara que todavía no ha puesto fecha a su despedida de los escenarios. En su conversación deja claro su punto de vista sobre cuestiones de actualidad más allá del territorio artístico.

–Vuelve a Valencia, ¿qué nos ofrece?

–Un espectáculo único, lo mejor que ha hecho. Es música sinfónica mezclada con electrónica. Estoy muy feliz de haberlo conseguido.

–Cuando se anuncia la visita de Raphael a una ciudad, el público se agita. ¿Qué tiene el artista, que 58 años después, sigue llenando los espacios donde actúa?

–Quiero pensar que lo que hay en el fondo es calidad, porque sin ésta no se puede sobrevivir y con el tiempo las cosas se van diluyendo. Además, ofrecer una nueva manera de hacer las cosas, renovarse, es también importante para el espectador.

–¿Raphael se cansa, ha pensado alguna vez en dejar los escenarios?

–No. Indudablemente un día tendré que hacerlo, pero está lejano todavía.

–Ha contado usted en alguna ocasión que construyó su carrera y alcanzó el triunfo pueblo a pueblo, ¿cree que ese idioma se entiende hoy en la sociedad de la inmediatez y las redes sociales?

–No se puede entender. No creo que tengan la paciencia de ir de ciudad en ciudad, de país en país para que te vean y el público se acostumbre a ti y que si no vas te echen de menos. De esa manera se crea una convivencia con todo el mundo que es maravillosa y te ves en la obligación de estar en la gira con tu público.

–¿En el mundo del espectáculo habría que recuperar el mensaje de la constancia?

–Depende de lo que quiera cada uno.Yo cuando empecé buscaba tener una carrera larga y eso que me llegó el éxito desde el principio. Hay gente que quiere el éxito inmediato, yo no soy amigo de las prisas. En esta profesión tienes que pensarte las cosas.

–Hablando de redes sociales, escribió usted un tuit en el que daba las gracias en mayúsculas a la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena. Causó un gran revuelo. ¿Fue una manifestación de apoyo?

–Fue una muestra de agradecimiento. Yo llegué con mi familia a Madrid con nueve meses y el año pasado Manuela Carmena me nombró hijo adoptivo de la capital. Eso fue muy importante, algo que no me esperaba.

–Dice el refranero que hablando se entiende la gente, ¿cree que lo conseguirán los políticos que andan a la caza de pactos? ¿Serán capaces?

–No lo sé. Es un mundillo que no entiendo. Creo que debería gobernar el que tuviera el resultado más sobresaliente, el más votado. ¿Si no para qué votamos?

–¿Por qué en los debates electorales no se habla de cultura, arte o educación?

–Es un grave error. La cultura y el arte es de lo más importante. Deberían preocuparse más por la cultura del país.

–Usted, que ha llevado el nombre de España por todo el mundo, ¿qué piensa del independentismo?

–No estoy de acuerdo. Juntos hacemos más que separados para todas las cosas.

–Con 355 discos de oro, 50 de platino y uno de uranio a lo largo de su trayectoria, ¿le queda alguna conquista pendiente?

–Estoy siempre al borde de que me den algo novedoso. Algo saldrá por ahí.

–¿Si volviera a empezar seguiría siendo aquel o se arrepiente de algo?

–Si volviera a empezar haría todo igual porque no me salió mal. Más vale lo bueno conocido que lo malo por conocer.

– ¿Para cuándo esa película que se está preparando?

–Cuando haya un guión, pero no se sabe todavía.