Arenal Sound y Medusa, en el podio de los eventos musicales

EP

valencia. El Arenal Sound de Burriana y el Medusa Sunbeach Festival de Cullera, ambos con 300.000 asistentes en seis jornadas, se situaron en 2018 en el podio de los macroeventos musicales, por delante del festival madrileño Mad Cool, con 240.000 pero en sólo tres días. Por detrás figuran el Primavera Sound de Barcelona (220.000 personas en cinco jornadas), el albaceteño Viña Rock de Villarrobledo (210.000, en tres), el Rototom Sunsplash (208.000 en siete días) y el FIB (170.000 en cuatro), los dos en Benicàsim, el almeriense Dreambeach Villaricos de Cuevas de Almanzora (155.000, 5), el malagueño Weekend Beach Festival de Torre del Mar (140.000 en tres) y el Sónar de Barcelona (126.000 en tres).

La industria del directo en España registró en 2018 el mejor año de su historia en términos de facturación, al cosechar un récord de 334 millones de euros, según consta en el décimo Anuario de la Música En Vivo, presentado ayer en Madrid. Se trata del quinto ejercicio consecutivo de subidas, siendo esta última la de mayor volumen, un 24,1% más, que deja el sector en niveles superiores a los de antes de la crisis.