Arenal y Medusa, los festivales más multitudinarios del verano

Asistentes a la última edición del festival Arenal Sound de Burriana. /  EFE/Domenech
Asistentes a la última edición del festival Arenal Sound de Burriana. / EFE/Domenech

Los eventos de Burriana y Cullera congregaron a 300.000 personas cada uno, por delante de Mad Cool, Primavera Sound, Rototom o FIB

EFE VALENCIA.

El Arenal Sound de Burriana y el Medusa Sunbeach de Cullera fueron los festivales de música más multitudinarios del verano en España, con unos 300.000 espectadores cada uno, mientras que el Rototom Sunsplash de Benicàssim y el Festival Internacional de Benicàssim (FIB) ocuparon el quinto y séptimo lugar, respectivamente.

Colgado el cartel de 'no hay entradas' el fin de semana en el octavo Dcode en Madrid, que congregó a 25.000 personas en una única jornada, la cosecha veraniega de festivales se despide rompiendo sus propios récords y sin freno a la vista.

«Desde hace años hablamos de techos y posibles burbujas, pero hay que ser consciente de que se trata de un sector muy joven comparado con otros (los primeros festivales empezaron hace 25 años). Ahora se está alcanzando cierta madurez, pero queda mucho recorrido», opina Albert Salmerón, presidente de la Asociación de Promotores Musicales.

Según los datos de los distintos organizadores, el 'top 10' de la temporada estival se saldó con aproximadamente 2.057.000 espectadores, medio millón más que en 2017.

Los primeros puestos de la tabla, estable en composición pero no en el orden, muestran dos festivales que mantienen sus cifras de asistencia, cuatro que las rebajan ligeramente y otros cuatro que las mejoran hasta alcanzar récords históricos, con dos ascensos astronómicos.

«El mercado de festivales está más sano y fuerte que nunca. Y me remito a los hechos», destaca Javier Arnáiz, director de Mad Cool. Fue uno de los ases de la temporada, al pasar de 135.000 a 240.000 asistentes en solo un año con más espacio y apuesta redoblada en su cartel.

Mad Cool cerrará 2018 como el mayor festival en visitantes por jornada y el tercero en asistencia global por detrás del Arenal Sound, que se topó con el Medusa Sunbeach, que replicó sus 300.000 asistentes tras reunir a 165.000 un año antes

Les siguen el Primavera Sound de Barcelona (220.000); Rototom, con 208.000 frente a los 250.000 de su anterior edición; Viña Rock de Villarobledo (250.000); el FIB, con 168.000 frente a los 177.000 de 2017; Dreambeach (155.000 personas); Weekend Beach Festival (140.000) y el Sónar, con 126.000 asistentes, la cifra más alta de su existencia.

Fotos

Vídeos