La Marina de Valencia se transforma en un gran lienzo urbano

Mural del artista JLETSO en el paseo elevado de La Marina de Valencia./Lluís Salvador
Mural del artista JLETSO en el paseo elevado de La Marina de Valencia. / Lluís Salvador

Varias intervenciones creativas de diferentes artistas locales se distribuyen por la dársena

EUROPA PRESSValencia

La Marina de Valencia ya luce el mural 'Esencia Mediterránea' del artista JLETSO y la asociación valenciana Zedre Art mural i cultura urbana, con hasta 75 metros de largo y cinco de alto, inspirado en las costumbres de «una vida que mira al mar».

Esta obra, en el paseo elevado del espigón norte, se suma a otras intervenciones creativas realizadas en los últimos meses por artistas locales como La Nena Wapa, Vicent Orts o Lluís Salvador, quien, actualmente «colorea La Marina para aportar vida y sacar una sonrisa a la gente».

Con estas propuestas de transformación del espacio, la dársena histórica se llena de creatividad para «reforzar la identidad de La Marina», así como para destacar ubicaciones, señalizar itinerarios y, paralelamente, visibilizar el talento joven, detalla el Consorcio Valencia 2007 en un comunicado.

Lluís Salvador

Durante todo el año, los visitantes se «sorprenderán» con papeleras, bancos, maceteros o postes convertidos en lienzos urbanos, como las columnas de hierro donde el artista LUCE plasma los versos marinos escritos por su abuela Maruja.

Se trata de «una de las firmas que más huella ha dejado en la geografía urbana de Valencia» y el primero de 'Artista en residencia', un proyecto con el que el consorcio dota de recursos a creadores para que de tres a seis meses desarrollen intervenciones que enriquezcan el paisaje de la zona.

Una marina más verde

El departamento de Estrategia del Espacio Público de La Marina es el responsable de la mejora del espacio a través de actuaciones como esta o el plan de arbolado.

Durante la semana pasada, en varios puntos del recinto marítimo se plantaron 200 árboles de diez especies, con el objetivo de crear «una marina más verde y confortable». La iniciativa culminó el sábado con una plantación colectiva en la que participaron 40 niños, una mañana de educación medioambiental que dejó 25 árboles nuevos.