El valenciano Joaquín Camps logra el premio Azorín con 'La silueta del olvido'

El valenciano Joaquín Camps recibe el Azorín./EFE
El valenciano Joaquín Camps recibe el Azorín. / EFE

«La literatura crea mundos que te ayudan a respirar», enfatiza el profesor de Economía de la Universitat

AGENCIASAlicante

El valenciano Joaquín Camps Torres conquistó ayer, con la obra 'La silueta del olvido', el XXVI Premio Azorín de Novela, organizado la Diputación de Alicante y el Grupo Planeta.

Tras recoger el premio, dotado con 45.000 euros, el autor aseguró que «no se esperaba» ganar y que se encontraba «doblemente emocionado», ya que procede de una familia alicantina. Sobre su texto, que le ha hecho merecedor del reconocimiento, contó que se trata de una «novela de intriga». Así, precisó que la obra es una «excusa para presentar a los personajes» y que «el mayor piropo» es cuando el lector cierra el libro «echa de menos a los personajes». «La literatura crea mundos dentro de ti que te ayudan a respirar cuando el mundo te asfixia», dijo.

'La silueta del olvido' es una intriga policiaca cuya protagonista es una inspectora, Claudia Carreras, que padece una cojera y que «cojea aún más cuando está enfrente de un chico que le gusta», desveló también.

La obra ganadora es la segunda novela del gandiense, que percibirá 45.000 euros del galardón

«Es una mujer que debe enfrentarse a un secuestro y donde, poco a poco, descubre a los culpables y a sí misma», añadió Camps, quien comentó que es la primera vez que recibe un reconocimiento en su condición de escritor. También sostuvo que le emociona especialmente recibir el Azorín en Alicante ya que en 1920 su abuelo partió de uno de los pequeños pueblos del interior de esta provincia rumbo a Nueva York, donde, sin apenas saber leer ni escribir, trabajó de peón en las obras del metro.

Este volumen es la segunda novela del autor valenciano tras 'La última confidencia del escritor Hugo Mendoza', que en 2015 se convirtió en un éxito. En ese momento, en una entrevista en LAS PROVINCIAS, Camps aseguraba que buscaba que el lector «se divierta con personajes estimulantes, pero que también reflexione con ellos». Con el libro denunciaba problemáticas como el maltrato infantil y las sectas.

Joaquín Camps Torres (Gandia, 1973) es profesor y catedrático de Economía de la Universitat de València, ciudad donde reside, y presentó su novela con el pseudónimo de Víctor Palmer, el título 'Recordando olvidar' y sin especificar la procedencia del envío.

El fallo del jurado, formado por los escritores Juan Eslava Galán, Nativel Preciado, Reyes Calderón y Rafael Poveda, además del catedrático en Literatura y crítico literario Jaime Mas, y la directora de Editorial Planeta, Belén López Celada, se conoció ayer en una gala en el Auditorio de la Diputación de Alicante (ADDA).

A esta 26 edición, se presentaron un total de 215 obras, 58 originales más que el año pasado cuando optaron al premio 157 textos. El galardón se dio a conocer en una ceremonia ante 1.200 personas y que presentó la periodista y escritora ilicitana, Mónica Carrillo. Además, los asistentes disfrutaron de un recital a cargo del actor Mario Zorrilla que ha leído un fragmento de la obra 'Castilla' de Azorín.

Además, la agrupación ADDA Simfònica, dirigida por el valenciano Josep Vicent, amenizó la gala con cuatro movimientos de Rossini, Barber, Beethoven y Tchaikovsky.

Camps se une a la lista de ganadores del Azorín de Novela que fue estrenada por Gonzalo Torrente Ballester en 1994, y en el que figuran autores como Luis Racionero (1996), Dulce Chacón (2000), Jon Juaristi (2007), Fernando González Delgado (2015), las cubanas Daína Chaviano (1998) y Zoe Valdés (2013), la colombiana Ángela Becerra (2005), Espido Freire (2017) y la actriz de cine y de televisión barcelonesa Nuria Gago Roca, ésta en la pasada edición.