La lectura de libros sube nueve puntos en la Comunitat desde 2010

Los más jóvenes son los que más leen, según el estudio. / efe
Los más jóvenes son los que más leen, según el estudio. / efe

Sólo el 3% de los encuestados tiene el valenciano como lengua habitual y la ciudad del Turia, Alcoi y Gandia son las áreas con mayor proporción de usuarios

EP

valencia. El porcentaje de población de la Comunitat Valenciana que lee libros al menos una vez al trimestre ha aumentado nueve puntos desde 2010 hasta llegar al 68,3 por ciento, según el 'Barómetro de hábitos de lectura y compra de libros en la Comunidad Valenciana en 2018', que también indica que las áreas de Valencia y Alcoi-Gandia tienen una mayor proporción de lectores de libros, del 76% y 72% respectivamente.

El estudio, elaborado por Conecta Research & Consulting, se había estado realizando desde 1999 hasta 2011 y ha sido retomado en 2018 a petición de la Fundació pel Llibre y la Lectura (FULL). La consulta, que se ha realizado a través de 1.200 entrevistas telefónicas a población de más de diez años, refleja que la ratio de lectores en la Comunitat Valenciana se sitúa en un nivel similar al del conjunto de España, aunque es ligeramente superior en la lectura de libros y algo inferior en la de prensa.

Dentro del grupo de lectores con, al menos una periodicidad trimestral, resulta significativo el aumento del porcentaje de lectores frecuentes -aquellos que leen al menos una vez a la semana-, ya que ha aumentado diez puntos hasta situarse en el 91,3%.

Asimismo, el estudio muestra que los más jóvenes son quienes más leen, ya que el 89,1% dedica a esta actividad al menos tres horas a la semana. Sin embargo, mientras que cerca del 80% de los niños de 10 a 14 años lee libros de forma frecuente, entre los 14 y los 18 años este porcentaje desciende a la mitad.

Otro de los ámbitos estudiados es el del idioma habitual de lectura, donde el 94,8% de los encuestados indica que es el castellano y sólo el 3% el valenciano, estos últimos con mayor presencia en las áreas de Castellón y Alcoi-Gandia. Si se amplía al idioma habitual más el ocasional, el valenciano aumenta hasta el 44%. Pese a todo, frente a la pregunta de en qué idioma estaba escrito el último libro leído, un 5% responde que en valenciano, lo que supone un aumento de dos puntos respecto a 2011.

Esta radiografía cultural también incluye datos sobre la lectura de prensa y revela que ha descendido. En el caso de las revistas, ha caído cinco puntos hasta situarse en el 37,2% de lectores al menos una vez al trimestre, mientras que los periódicos sólo han descendido 1,2 puntos y se encuentran con un 70,6% de lectores. En total, teniendo en cuenta la lectura en todas las plataformas, digitales o en papel, el índice se sitúa en el 95,9%.

El presidente de la Fundació pel Llibre y la Lectura (FULL), Jesús Figuerola, aseguró ayer «la lectura es un tipo de ocio que requiere esfuerzo, porque es un proceso intelectual complejo pero también muy gratificante y el plan de fomento de la lectura debería incidir en este punto».