Bombas Gens se sumerge en el infierno de Dante

Obras de Nicolás Ortigosa en la muestra de Bombas Gens. /EFE
Obras de Nicolás Ortigosa en la muestra de Bombas Gens. / EFE

La exposición, que incluye cuadros tapados del artista, recorre dieciséis años de la obra del pintor

Laura Garcés
LAURA GARCÉSVALENCIA

Un viaje al infierno, al paraíso y al purgatorio es la última y sugerente apuesta que Bombas Gens ofrece a la mirada de los amantes del arte. El espacio cultural inauguró ayer 'Nicolás Ortigosa. Obras 2002-2018', una exposición que muestra la visión de este joven artista riojano de 'La divina comedia', de Dante Alighieri.

La sala permite contemplar 89 dibujos y grabados realizados con distintas técnicas que permite regresar al clásico italiano. La colección recoge las imágenes que la lectura del poema del universal italiano le sugirieron.

«Comencé a leer 'La divina comedia' como universitario y encontré un lenguaje muy visual, fresco y muy natural», relató el artista durante la presentación de la muestra. Ese descubrimiento le llevó a iniciar los dibujos y a medida que transcurría el tiempo fue «generando una relación con el pasado, con la Historia del Arte, con otros artistas que han trabajado 'La divina comedia'», especificó.

De ese viaje de evolución creativa –entre 2005 y 2014– Ortigosa destacó como «interesante» el descubrimiento de que «hay muchos espacios y maneras de enfocar 'La divina comedia'» y refirió los esfuerzos por «buscarle un lenguaje nuevo para situarla en el presente».

La propuesta, que recorre dieciséis años de la trayectoria de Ortigosa, supone una acción de mecenazgo por parte de la Fundació Per Amor a l'Art (FPAA), que adquirió las 89 piezas que ahora se pueden contemplar en Bombas Gens. Es resultado de la apuesta de la fundación por artistas poco conocidos. Susana Lloret, vicepresidenta de FPAA, puso el acento en esta circunstancia al afirmar que «para un artista es más importante aún que se exponga su obra que se compre. Nosotros, como coleccionistas, nunca hemos querido adquirir obras de arte para tenerlas guardadas en un almacén. La labor de mecenazgo que realizamos consiste también en poner el foco en el autor y su trabajo».

Vicente Todolí, director del área de arte, describió la lectura de Dante que Ortigosa ha plasmado en sus dibujos como un trabajo «con muchísima personalidad, muy libre, sin referencias inmediatas que partía de una temática clásica para llevarla a nuevos derroteros. La hacía moderna sin pretenderlo». Todolí hizo hincapié en la diversidad de técnicas utilizadas por Ortigosa como otra de las razones por las que se interesó por su obra hasta decidir adquirir la colección que se muestra.

El público no sólo podrá contemplar esas 89 piezas. La exposición, comisariada por Nuria Enguita y Vicent Todolí, incluye algunos de los dibujos y grabados más recientes. Estas obras, realizadas entre 2015 y 2018, descubren «el dibujo y el tratamiento de las líneas marcados por un gesto cargado de energía», puntualizó Enguita, quien defendió que son cualidades fundamentales en Ortigosa. El recorrido por las salas se completa con una colección de cuadros tapados, óleos del artista correspondientes al periodo 2002-2018 que el autor decidió cubrir con óleo negro. El pintor tapó 115 piezas, de las cuales algunas se pueden ver en Bombas Gens. De todas ellas hizo una, que permite jugar con lo oculto y lo revelado. Esta composición se exhibe ahora por primera vez.

La exposición abre hoy sus puertas al público. La inauguración tendrá lugar a las ocho de la tarde tras una conversación entre el artista y el crítico y comisario Ángel Calvo Ulloa. Permanecerá en en exhibición hasta el próximo 13 de octubre.